sábado 16 de febrero de 2019
Revista Innovación Seguridad » Análisis y tendencias » 16 ene 2019

OPINIÓN

¿En la nube o no? ¿Cuál es la mejor opción para su centro de monitoreo?

Los servicios Cloud o servicios en la nube hacen referencia al uso de aplicaciones de software alojadas en infraestructura externa a su compañía y que cubre todos los aspectos de conectividad y accesibilidad tanto para administradores como usuarios finales. Esta infraestructura es creada, sostenida y administrada por proveedores de soluciones de software, almacenamiento, base de datos, entre otros.


Por:
Solutec Group

 

En cualquier caso, los centros de monitoreo actuales requieren necesariamente del uso de servicios en la nube para ofrecer servicios de mayor conectividad, por ejemplo, las aplicaciones móviles.  Así que la respuesta inicial es que la nube es, en efecto, una obligación en los centros de monitoreo actuales. Ahora bien, la pregunta más específica es si se debe mantener un modelo híbrido: servicios en la nube combinados con la infraestructura tradicional o mudarse por completo a la nube y eliminar la infraestructura local.

 

Todo se centra en las necesidades y capacidades de la compañía. Sí apenas inicia en el negocio del monitoreo y no ha tenido un centro de monitoreo con anterioridad definitivamente empezar con el negocio en la nube le traerá grandes beneficios económicos. No tendrá que hacer inversiones en servidores, bases de datos, licencias, canales de internet, administración de red, aplicaciones para seguridad informática, entre otros. Podrá iniciar su operación en pocos días y dispondrá de servicios de vanguardia.

 

Sí ha tenido una central de monitoreo en operación lo mejor es que mantenga un modelo híbrido y extienda el uso de servicios basados en la nube. Esto le agregará a la compañía capacidad de ofrecer nuevos servicios y mantenerse al orden del día en servicios para cumplir la demanda de los usuarios. Debe además garantizar que la infraestructura propia (Modelo opuesto a la nube), sea compatible con las nuevas tecnologías y le facilite la actualización permanente de aplicaciones, recursos, modelos de servicio, entre otros.

 

No permanezca desconectado. Mantener un modelo totalmente tradicional sin incluir soluciones en la nube solo hará sus servicios obsoletos. El ritmo tecnológico es tal, que corre el riesgo de ser superado fácilmente por compañías que recién surgen, ellas tienen ventaja debido a que no tendrán que hacer grandes esfuerzos para usar las nuevas tecnologías.

 

La discusión sobre ambos modelos es amplia porque tanto ventajas como desventajas pueden ser debatidas para cada uno. Por un lado, el uso de servicios completamente en la nube hace pensar en modelos de respaldo en caso de fallas o limitaciones de acceso mientras en el otro, crear y mantener su operación puede sobrepasar la demanda de recursos de la compañía.

VIDEOS