domingo 22 de julio de 2018
Revista Innovación Seguridad » Intrusión » 11 mar 2014

Dos integraciones. Una solución. ALIARA: CASO DE ÉXITO

Con una inversión de $ 1.200.000, Pilará de Pilar contrató soluciones tecnológicas de seguridad a Aliara. Y La Herradura Polo Club de Pinamar, con una inversión de 460.000 pesos realizó la protección del perímetro en dos etapas.


Aliara, que cuenta con 14 años liderando el mercado de soluciones perimetrales de seguridad en América Latina, concretó recientemente  dos nuevas implementaciones. Una en la propuesta urbanística de alta gama Pilará, de la localidad de Pilar, provincia de Buenos Aires. Se realizó la protección perimetral de todo el predio del Club de Polo y del Club de Tenis con cable sensor microfónico y barreras de microondas, conectadas al sistema Aliara de gestión perimetral. La inversión realizada por el cliente fue cercana a los $ 1.200.000.

El cable sensor microfónico aplicado, es reconocido mundialmente por su confiabilidad y adaptabilidad en las condiciones topográficas y climáticas más exigentes. Atiende a un gran número de casos donde otros sistemas no ofrecen soluciones: lluvia, vegetación, neblina, viento, nieve, terrenos accidentados, etc.

Otra implementación fue en La Herradura Polo Club de la localidad de Pinamar, provincia de Buenos Aires. Allí se realizó la protección del perímetro en dos etapas. Se aplicó un cable sensor microfónico y el sistema ALIARA PMS2 de gestión y control perimetral. La inversión realizada por el cliente fue cercana a los $ 460.000.

PMS2 es un sistema de detección electrónica diseñado para proteger perímetros internos y externos. Detecta las señales provenientes del perímetro generadas por intentos de corte, escalamiento, golpes o pisadas.


PMS2. Sistema Integral de Seguridad Perimetral
Los distintos elementos de detección perimetral existentes (barreras infrarrojas, cable sensor microfónico, cerco energizado, barreras de microondas, sensores volumétricos, etc.) emiten señales generadas durante una tentativa de intrusión las cuales son analizadas en tiempo real por un microprocesador digital, que determina la condición de las alarmas en función de parámetros preestablecidos, generando una señal luego interpretada por el software de control general del sistema, que digitaliza el mapa del perímetro correspondiente y transforma esas señales en mensajes audibles y visuales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS