domingo 22 de julio de 2018
Revista Innovación Seguridad » Control de accesos » 11 sep 2016

Imagen corporativa a salvo con un eficiente sistema de control de acceso - CASO DE ÉXITO

Universidad colombiana protege su comunidad educativa y su imagen de « entidad segura » con modernos torniquetes de Boon Edam.


Fundada en 1960, la Universidad Eafit (Medellín) es una de las instituciones educativas de mayor prestigio en Colombia, encontrándose en el puesto 69 del ranking QS Top Universities para Latinoamérica.

En la actualidad, esta entidad académica cuenta con más de 10 mil estudiantes en sus distintas carreras de pregrado y más de 3mil en los programas de posgrado.

Protegiendo su comunidad y su activo más preciado
Debido a su gran flujo de visitantes, la Universidad Eafit requería un sistema de control de acceso que beneficiara a los casi 19mil peatones que diariamente ingresan al campus por sus diferentes porterías, permitiendo que el proceso de entrada y salida se llevara a cabo de forma ágil.

Cabe resaltar que antes de iniciar este proyecto de modernización –que comenzó a finales de 2006-, el control de acceso se realizaba de forma manual es decir que era un vigilante quien físicamente revisaba los carnés del personal que ingresaba al campus. Era necesario entonces contar con un método de validación más efectivo.

Voceros de la universidad manifiestan que la robustez de su plataforma tecnológica permitió la instalación de un sistema de control de acceso automático por parte de la institución, que comenzó con el proceso de carnetización, por lo cual se entregaron carnés de PVC Mifare y luego se hizo la instalación de los torniquetes peatonales y de las barreas vehiculares en los parqueaderos del campus.

Además, el proyecto buscaba reducir las demoras en el ingreso y salida del personal carnetizado, a través de la validación en línea de las personas activas en la universidad. De esta manera se evitarían re procesos y verificaciones que actualmente, y dado el flujo de personas con carné que circula por las porterías, sería imposible realizarse manualmente.

También es importante mencionar que los índices de siniestralidad en el campus para el 2008 –cuando se implementaron los primeros torniquetes- se basaban en los comentarios y se hacía referencia a la pérdida de computadores portátiles, maletas de los estudiantes e incluso de una moto; lo anterior era imposible de rastrear porque la gente ingresaba y no quedaba visible ante el sistema de control de acceso: se podía saber que la persona había entrado, por dónde lo había hecho y a qué hora, pero no se podía individualizar a quien cometiera algún acto indebido dentro del plantel.

En su etapa inicial, el proyecto consistió en la instalación de un sistema Andover Continuum de Schneider. De igual forma, en las seis porterías peatonales se implementaron 22 torniquetes de Boon Edam.

Al respecto, Johan Sánchez (Coordinador de seguridad de Eafit) asevera que en un comienzo no se tenía planteado instalar un sistema de control de acceso, sino instalar un BMS (Building Management System) y comenzar su operación con control de acceso.

Fue así como el sistema Andover se encargó de manejar no sólo el ingreso sino la energía, iluminación, alarmas y sistemas electromecánicos. Los torniquetes de Boon Edam fueron escogidos, según Johan, por la calidad de sus componentes, diseño estético y confiabilidad.

Sánchez recalca que, dada la magnitud del proyecto y la novedad que representó en su momento (siendo una iniciativa que partió de cero), la implementación en sí era un desafío en cual se trabajó fuertemente por parte de la universidad y de los integradores.

 “La dificultad no radicaba en la instalación de los torniquetes en sí, sino en el conjunto de actividades que deben cumplirse para que los equipos reciban las señales de apertura correctamente”, agrega el experto.

Para lograr que estos equipos operen adecuadamente, Eafit tiene programados cuatro mantenimientos preventivos al año para los torniquetes y en caso de que se presente una falla técnica –lo cual es inusual- es posible que el control de acceso siga realizándose con los equipos que quedan disponibles, toda vez que estos tienen la habilidad de ser bidireccionales.

Satisfacción garantizada
Johan Sánchez asegura que en términos generales si en una entidad se presenta una siniestralidad del 100%, tras la implementación de los torniquetes es posible que este factor se reduzca en un 90%. Para el caso de la universidad, uno de sus activos más preciados es su imagen de ser una institución segura, lo cual ha permitido que los padres de familia la prefieran por sus índices de seguridad, los cuales han logrado mantenerse gracias a medidas como la implementación de los torniquetes de Boon Edam.

De igual forma, la instalación de estos equipos ha hecho posible la cuantificación de las personas que ingresan al campus y esta información permite saber cuál es la densidad de entrada al plantel, cuál es la portería que más se usa y cuál es la que menos (lo cual facilita la modificación de horarios, servicios de vigilancia o aumentar el personal en las poterías donde el ingreso es más crítico), proveer datos estadísticos cuando se requiera para establecer algún convenio con otra institución y saber cuántas personas entraron a algún evento especial en la universidad.

“Los torniquetes Boon Edam han mostrado gran calidad desde su instalación. Su funcionamiento podría definirlo como estable, duradero y compacto”, asegura Sánchez. El experto agrega que el servicio postventa es excelente desde el punto de vista de la atención de reclamos, toda vez que desde Estados Unidos vienen directamente al campus para analizar la situación.

Sánchez también recalca que el daño de piezas es muy esporádico. De hecho, en los tres años que este funcionario lleva vinculado a la universidad, sólo ha sido necesario reemplazar tres piezas de los 22 torniquetes. Y eso que para ese entonces, los equipos ya tenían tiempo de uso.

Para finalizar, el experto destaca que aunque estos torniquetes tienen piezas de caucho y plástico, están fabricados con especificaciones de tal calidad que han soportado el uso al cual están sometidos estos torniquetes que pertenecen a la referencia TRILOCK – 75 ES2CA de Boon Edam.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS