domingo 22 de julio de 2018
Revista Innovación Seguridad » Intrusión » 10 oct 2005

Protección perimetral de avanzada. Cercos energizados


Disponemos de dos modelos de equipos, el EY-1200220AE, el cual cubre una distancia de 700 metros de perímetro en 5 hilos con alambre calibre 14 y el modelo EY- 1200220AF de alta frecuencia, el cual sustenta hasta 1.500 metros de perímetro en 5 hilos calibre 14. Este último es inmune a falsos disparos por vegetación.

Los energizadores Yonusa son los únicos en el mercado que manejan tensión y corriente controlada, por lo que aseguran una descarga segura y sin riesgo de muerte; en el momento en que algún individuo toca el cercado, reacciona a una contracción en todo el cuerpo durante un segundo. La energía recibida por el individuo es muy agresiva y dolorosa; lo que seguramente lo disuadirá de no volver a tratar de penetrar en el predio protegido.

Todas las líneas del cercado se encuentran supervisadas y al contacto con cualquiera de éstas se recibe una importante descarga, no siendo necesario tocar dos al mismo tiempo. Dada su alta tecnología electrónica de estado sólido, se autoajusta a cualquier dimensión de cercas, desde un metro hasta 1500 m, en cinco hilos, ofreciendo como máxima potencia 8.0 Joules homogéneos. El equipo cuenta con dos fuentes de alimentación interna, las que permiten sustentar al equipo y a su vez cargar la batería en caso necesario; estas dos fuentes están totalmente reguladas y no se requiere de una regulación adicional.

Su interfase de salida está diseñada para alimentar hasta cinco sirenas de 30W, con tiempo ajustable de sonorización entre 1 y 60 minutos. Por otro lado, posee una salida a relé para introducir como una zona en cualquier panel de alarma. Asimismo se conecta fácilmente a un comunicador telefónico, y le es posible comandar hasta una potencia activa de 1000 Watts para lámparas y reflectores El equipo posee entradas para la conexión de pulsadores de pánico cableados o inalámbricos, como también de Pasivos infrarrojos y magnéticos, complementado el sistema y convirtiéndolo en una solución para una amplia gama de aplicaciones.

Estos periféricos se utilizarán para cubrir lugares donde el cerco no esté presente, como el caso de portones, puertas o anexos al perímetro. El equipo cuenta con fusibles mecánicos reemplazables y además está diseñado con fusibles y supresores de picos electrónicos, los cuales son 100 veces más rápidos que un fusible mecánico y a su vez restablecen solos. El gabinete del equipo es metálico para seguridad del usuario y del instalador; el mismo deberá estar conectado a la tierra física del sistema, permitiendo que, en el caso de alguna descarga atmosférica, o alguna fuga del cercado, se dirija a tierra, aún y cuando el equipo esté siendo tocado por alguna persona.

El equipo no requiere de ningún mantenimiento; el único elemento que debe ser sustituido es la batería cada dos años. Dada la alta calidad de los componentes, así como los 12 puntos de control de calidad y las pruebas de laboratorio a cada uno de los equipos, podemos estimar una vida útil de 10 años

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS