miércoles 17 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Detección de incendios » 1 jun 2007

Ahora las elecciones y ¿Para cuando los temas de incendio?

Y nuevamente estamos en tiempos de elecciones. Y es un buen momento para parar el balón, levantar la vista y que los políticos miren atentamente cuales son nuestras necesidades, como pueblo y como ciudad. 


Y me hago varias preguntas ¿Por qué no he podido comparar entre los candidatos propuestas sobre temas de incendio?, ¿Por qué después de la triste historia reciente de Cromagnon, no sea habla “YA”, de las leyes que tuvieron que haber existido hace años atrás para haberlo evitado?. Me pregunto ¿Hasta cuando la idiotez humana de aquellos que se creen inmunes a un incendio seguirá matando a los demás?, ¿seguiremos ignorando la vida de los demás?. Nosotros también tenemos problemas de seguridad de incendios en centros comerciales. Algunos de ellos tienen el sistema de detección de incendios de adorno porque o no funciona la central o porque directamente no la tiene. Cuanto tiempo más tendrá que pasar para que el poder político asuma su responsabilidad de proveer los reglamentos necesarios para que una edificación sea segura.Si las empresas privadas a través de sus cámaras y organismos como el IRAM hacen esfuerzos juntándose y aunando voluntades para lograr normas cuya aplicación redunda en una mayor seguridad para todos, ¿porque el poder político no acompaña estos esfuerzos? ¿Por qué el incendio no es un tema prioritario?, ¿Puede ser que las empresas privadas y cámaras intermedias tengan mas voluntad de servir al prójimo, que el estado o poder de turno?.Desde hace muchos años con esta historia de la seguridad, el poder político de turno, sigue sin consultar, sigue indiferente, sin hacer caso a los que saben mas de este tema de Incendio y seguridad, "Los Bomberos".A ellos acudimos cuando tenemos una necesidad de extinguir un incendio, cuando no tenemos la valentía, ni la capacidad para salvar una vida, ellos están firmes y si se me permite la expresión, “sacando las papas del fuego”.Pero mientras los bomberos se juegan la vida, salvando vidas, el que tendría que velar por nosotros, funcionario político o simple empleado de gobierno de la Capital o de alguna de las municipalidades el Gran Bs.As., ve las imágenes de ese incendio cómodamente en su casa. Ve ese incendio que su negligencia y falta de control o vacío de leyes, no supo prevenir. Pero no es culpa de ese funcionario político el ser un ignorante en temas de incendios. Lo grave es que, en las propuestas de estas campañas políticas no están incluidas (o al menos a la vista) propuestas de reformar leyes y códigos de incendio. Al no tener un marco legal riguroso y actualizado dejamos en manos de funcionarios la responsabilidad, la potestad de aprobar o rechazar obras e instalaciones de incendios. O sea señor lector, si Usted tiene la mala suerte de estar en un incendio y la instalación de extinción de ese edificio no funciona, o las puertas de emergencia no abren, el que viene a salvarlo es  "El Bombero". Mientras que, el que aprobó esa instalación que no sirve o no reviso en forma competente, o sea, “el funcionario político o simple empleado de gobierno", esta cómodamente es su casa viendo como el Bombero lo salva a Usted.Dicho en forma clara. Si queremos operar a un enfermo del corazón precisamos de un profesional competente en el tema, "Un Cirujano". De la misma forma cuando tenemos un tema de seguridad de incendios, debemos llamar a un profesional en el tema, "Un Bombero", o ¿Usted se haría operar por un funcionario municipal?Discúlpenme si a esta altura del texto piensan que tengo algo especial en contra de los funcionarios políticos, no es así. Los funcionarios políticos son también necesarios. Pero es que hace mucho que venimos emparchando y tocando de oído en Argentina. Es hora de convocar a los que saben, a los que son profesionales en materia de seguridad.El poder político tiene una principal carencia que no le permite evolucionar, y se llama "Humildad". Si el poder político de turno fuese lo suficientemente humilde para reconocer sus carencias en temas de seguridad de incendio podría convocar a los que saben. Y no basta con convocarlos, hay que hacerles caso  una vez que estos profesionales  lleguen a conclusiones y reglamentos.Tenemos normas casi inexistentes, antiquísimas y sobre todo ambiguas. Esa ambigüedad es la que permite generar un ámbito propicio para el "arreglo" en las aprobaciones a las obras.Y antes de rasgarnos las vestiduras con una moral que nadie se la cree, tendríamos que legislar para quitar esa ambigüedad que solo alimenta a los bolsillos de la corrupción.Es mi deseo que no tengamos que lamentar más muertes para que se pongan en vigencia las normas de seguridad de incendios adecuadas a nuestros tiempos.Que el poder político de turno no se lave las manos. Hay mucho que legislar y trabajar. Seguramente hay intereses contrapuestos a que se apliquen los reglamentos, que seguramente incrementaran los costos, como lo es un sistema de detección de incendios, una salida de escape o simplemente el cambio de los vidrios de un colegio. Pero el poder político tiene que ponerse firme y sobre todo ponerse los pantalones largos para hacer respetar las normas existentes (que son pocas) y las futuras. LOS TEMAS DE INCENDIO TENDRIAN QUE SER PARTE DE LAS PROPUESTAS DE ESTAS CAMPAÑAS ELECTORALES.Suena raro, pero, a veces, la población es como un niño que no quiere tomar la sopa o tomar ese remedio que no tiene un buen sabor. Pero como padres responsables, se lo debemos dar porque es para su bien, aunque no le guste. Lo mismo el poder político, no tiene que ser complaciente, tiene que pensar que aunque encuentre resistencia, tiene que aplicarlas porque es para el propio bien de la gente. Como padre, ser complacientes y dejar a nuestros hijos hagan lo que quieran, puede ahorrarnos conflictos con ellos, pero seguramente arruinaremos la educación de nuestros hijos. Por ello "ser un gobierno complaciente" puede ser popular pero no siempre es lo correcto.Dios quiera que alguien del poder político de turno, o algunos de los candidatos, lea esta nota y tome conciencia antes de que alguien más muera por causa de su complacencia populista.“Proteger a la ciudadanía es también gobernar”. 

Arq. López Calderón José R.

VIDEOS