lunes 15 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Monitoreo » 21 abr 2008

LoJack sacude el mercado

Tal como lo anunciamos en la edición anterior, LoJack está ofreciendo desde diciembre pasado servicio de monitoreo para los hogares argentinos. En esta entrevista exclusiva, Luis Lonardi, Gerente de Tecnología y Sistemas de LoJack, explica cómo hará la empresa para disputarle el mercado a Prosegur y ADT. Calidad en equipos, foco en el servicio y una infraestructura de radio propia son los pilares de una jugada que promete sacudir el mercado.


Con una década de trayectoria en el mercado argentino, la empresa LoJack fue pionera indiscutida en el negocio de recuperación de vehículos robados. Líder en ese segmento, la compañía actualmente dispone de una cartera de 420.000 clientes, 720 empleados y su facturación en 2007 superó los 145 millones de pesos.


¿En qué consiste la solución LoJack Home?
La solución está compuesta por sensores infrarrojos, magnéticos, de humo, rotura de cristales y pulsadores de pánico, los cuales están todos conectados a un panel de control DSC ubicado dentro del inmueble. Este panel, a su vez, tiene comunicación directa con la central de monitoreo de alarmas de LoJack.


¿Cuál es el diferencial del servicio?
El equipo y nuestra infraestructura LoJack son el valor agregado. Técnicamente nos diferenciamos del monitoreo usual porque nuestro nivel más básico de alarma domiciliaria consta de un panel de primera calidad y, además, ofrecemos como vinculo complementario nuestro propio sistema de radio LoJack, que no depende de nadie. Se trata de un sistema redundante, muy seguro y que funciona en forma paralela. Frente a eventuales cortes de líneas telefónicas, ese sistema nos alerta, cosa que no hace la gran mayoría de nuestros competidores. Preferimos tener el mejor servicio y una gran calidad de productos. Es nuestra filosofía en los autos y nos funcionó muy bien.


¿Qué porción del mercado esperan captar?
Hoy en día, el mercado de alarmas domiciliarias monitoreadas es de 400.000 clientes aproximadamente. Nosotros hicimos un estudio de mercado y en los próximos 5 años el mercado debería estar creciendo en unos 300.000 abonados más. Actualmente existen dos jugadores muy importantes y nosotros buscamos convertirnos en el tercer gran jugador. Arrancamos de cero, pero con el impulso de una marca muy importante detrás.

¿Cuál es el procedimiento a la hora de brindar servicio?
Antes de llevar a cabo una instalación, se realiza una inspección que incluye un relevamiento del lugar. Esa visita previa es fundamental para ir con muchas cosas solucionadas de antemano. En esa primera visita se detectan las costumbres familiares, por ejemplo, si el perro duerme adentro o afuera o si el sensor detecta el auto o no lo hace. Una vez realizada esa tarea, en un segundo encuentro, considerando todas esas cosas, ya estamos en condiciones de implementar la solución.


¿Los equipos significan un plus extra para el negocio?
Nosotros vendemos abonos y no hardware ni equipos. El core nuestro es exclusivamente en el servicio. En ese sentido, para ofrecer calidad tenemos dos software: uno para monitorear la línea telefónica y otro propio que monitorea la redundancia. Nuestro desarrollo está siempre en el back office y en las herramientas que pueden mejorar la calidad del servicio.


¿Cómo administran el soporte técnico?
Tenemos previsto contratar muchos técnicos para los distintos proyectos y estamos armando una especie de escuelita para ir formando nuestros propios equipos de instaladores. Por otra parte, cuando se nos dificulta llegar al cliente, tercerizamos algunas implementaciones. Se trata de un esquema mixto.

En materia de soporte, estamos tratando de unificar nuestro servicio y para ello necesitamos que todos los abonados tengan el mismo panel de alarmas, porque nos facilita el servicio técnico. Al tomar nuevos clientes, la mayoría de las veces optamos por reemplazarles el panel a costo nuestro. Esa es la única manera de darles el mismo servicio. Y con los sensores hacemos lo mismo: preferimos pagar 2 dólares más y no tener dolores de cabeza.


¿Piensan incursionar en otras áreas de la seguridad electrónica?
Nuestra cartera de clientes es fuerte en el segmento corporativo. Inicialmente teníamos previsto arrancar sólo con las alarmas; pero la demanda nos obligó a involucrarnos en la implementación de sistemas de CCTV. Incluso ya instalamos algunas soluciones sobre IP. Ahí vemos un gran potencial, una verdadera oportunidad de negocio. Durante el 2008 tenemos previsto ir sumando sistemas de control de accesos y control de metales; así podremos darles soluciones aún más integrales a nuestros clientes.


¿Qué es LoJack Home?
LoJack Home es un servicio de alarma, monitoreo y seguridad de hogares a partir de tecnología de última generación.
El sistema de seguridad está compuesto por elementos de detección (sensores o pulsadores), de control (panel y teclado) y de aviso (sirena y comunicador).
Gracias a su infraestructura de radio propietaria, LoJack Home garantiza la comunicación, aún si cortaran las líneas de teléfono.


¿Cómo funciona LoJack Home?
Un especialista analiza la propiedad para determinar la mejor configuración.
Instaladores idóneos implementan el sistema de alarma.
Cuando es activado, el sistema controla la propiedad, generando una señal de alarma cuando detecte intrusiones.
La Central de Atención de Alarmas recibe las señales que avisan sobre una intrusión.
La CAA da aviso a las Autoridades competentes y monitorea el desarrollo del evento con personal propio entrenado para esas situaciones.

Notebooks bajo custodia: Si bien en sus inicios la compañía estaba enfocada en el negocio de recuperación de vehículos robados, con el correr de los años se fue ampliando a distintas áreas. Lentamente incorporó nuevas unidades comerciales, como LoJack para motos y LoJack para transporte, destinado a hacer un monitoreo, seguimiento de la flota y recupero de cargas. Ahora, con el fuerte crecimiento de la venta de notebooks, LoJack capitalizó otro negocio: el rastreo de las notebooks. Para ello, la empresa acaba de incorporar un software que no puede ser formateado, ya que va embebido en la BIOS, lo que facilitaría recuperar la computadora robada. Cuando la persona que robe la PC entre en Internet, la solución instalada permitirá detectar la IP de dónde se está conectando lo que permitirá localizar el equipo. “Estamos convencidos de que va a ser un servicio revolucionario. Ha tenido una recepción muy buena con los vendedores y distribuidores, dado que es una problemática creciente”, apuntó Carlos Mackinlay, Gerente General de LoJack en Argentina.
 

 

VIDEOS