lunes 15 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Monitoreo » 11 sep 2009

La actualidad del mercado de Monitoreo de Alarmas

Por Lic. Daniel G. Banda Secretario HCD Coordinador GRUPO MONITOREO - CASEL La red GPRS es el medio más apropiado para el Monitoreo de Alarmas. Si bien las empresas prestadoras están mejorando en la gestión, aún falta recorrer un trecho para lograr que los Monitoreadores puedan ser bien atendidos por las mismas. Los conflictos, las mejoras conseguidas hasta ahora y las ventajas de pertenecer al Grupo de Monitoreo CASEL. 


¿Qué es el GPRS ?
El Monitoreo de Alarmas está mutando sus vías de comunicación y los vínculos IP son los elegidos para la próxima década.
Dentro de los vínculos IP se destaca el GPRS (General Packer Radio Service o Servicio General de Paquetes de Radio) como medio más apropiado para el uso específico en sistemas de alarma, al menos para esta primera etapa de la era IP.
El GPRS es un modo de comunicación de datos por las redes celulares que "encaja" en lo que se requiere para Seguridad Electrónica por tratarse de un sistema inalámbrico, portable y eficiente para mensajes de poco volumen y muy frecuentes. Recordar que el GPRS soporta tasas de hasta 80 Kbits por segundo.
Si bien el GPRS lleva algunos años de evolución, la industria del Monitoreo está reaccionando a su presencia de forma dispar, según paises y necesidades; en algunos casos con olas de aceptación o de rechazo parcial, acorde a que sus usuarios experimentan fallas de ajustes en funcionamiento o desviaciones de facturación por parte de las prestadoras.

¿Quién me ayuda con el GPRS?
Las empresas de Monitoreo, independientemente de su tamaño o poder, han experimentado problemas con el manejo de la cuestión GPRS.
Para dar algunos ejemplos, podemos decir que las empresas pequeñas del interior del país
(cientos de ellas) por ejemplo, sufren verdaderas peripecias para conseguir estas tarjetas SIM activadas para transmitir datos con costos razonables. Las oficinas comerciales de sus zonas, si es que tienen la suerte de tenerlas, no saben cómo manejar la venta de planes corporativos
de datos móviles y, en general, sólo pueden brindarle frustación al cliente.
Peor es el problema cuando, si se consiguieron las SIM, se requiere atención técnica de soporte para la red GPRS, ya que las prestadoras no tienen la menor idea de cómo funciona un comunicador de alarmas o sus marcas y modelos y el 90 % de las veces la comunicación y pedido de asistencia ya fracasa cuando el operador de la prestadora no entiende que el usuario no utiliza un Nokia o un Blackberry conectado a la alarma. (Triste pero real)
Y finalmente, la frutilla del postre han sido durante años las facturas infladas con costos impagables de planes contratados para consumir 1.5 Mb, a los que se les cobra excedente por 100 Mb, cosa que sabemos es técnicamente imposible: pero… pague primero y después proteste.

Las grandes empresas no han quedado fuera del descontrol a la hora de las grandes caídas de estos sistemas, por ejemplo, con la implementación de redes 3G-UMTS-HSDPA o por incumplimientos de servicio por la ausencia de un reglamento básico con contralor, equiparable al del servicio telefónico básico.
Estas "grandes" también han sufrido y sufren desviaciones de costos y mala gestión de atención de las prestadoras.


Están recapacitando y en proceso de mejorar
Las prestadoras están mejorando en la gestión, aunque aún les falta mucho.
Técnicamente, una de las líderes ha perseverado y acertado en varias medidas. Por ejemplo, han limitado los puertos de internet abiertos al tráfico de información, limitando los mismos a los 2 ó 3 típicos o incluso abriendo sólo los especifícamente necesarios a pedido del cliente. De esta forma, por ejemplo limitando los puertos 80, 8080, se corta la navegación web internet; los puertos 25, 110 y 587, se corta el correo electrónico, etc. y se dejan operativos los puertos especificos del cliente para la comunicación del protocolo de alarmas.
Otra medida exitosa ha sido el recorte de tasas de transferencia, por ejemplo a 32 Kb, más que suficiente para alarmas y totalmente restrictivo e inusable para aquel cliente final que, abusando de la tarjeta SIM hallada en la alarma, intente bajar una película Divx de 1.5 Gb.

Esto les está permitiendo minimizar los conflictos legales con sus clientes y, de esa forma, los costos derivados de atender la industria del juicio, merecida o no según el caso.


¿Qué necesita el prestador de Monitoreo?
Voy a ser extremadamente claro, enumerándolo:
- Disponer tarjetas SIM listas para activar, preseteadas.
- Obtener costos mínimos por planes acorde al tipo de uso y que estos costos sean controlados y no se desvíen
- Disfrutar de un centro de servicios o call center capacitado en el rubro y que hable el mismo idioma
- Aprovechar herramientas informáticas para manejar sus cuentas de GPRS y obtener alertas por SMS o email de fallas y sobrecostos


¿Cómo se lo brinda el GRUPO MONITOREO CASEL, a través de su afiliación?
El Grupo de Monitoreo CASEL ha realizado gestiones corporativas y en conjunto con las prestadoras celulares al más alto nivel de gestión de las mismas, a fin de lograr todo lo que el socio monitoreador necesita y fuera enumerado más arriba.

Disponemos de los mejores costos mensuales, que incluso siguen bajando en la medida en que más colegas suman fuerza de compra y aumentan el tamaño de la operacion comercial con las prestadoras elegidas.

Pensamos en sistemas de gestión modernos, en línea, con avisos de desviaciones de los contratados, preventivas y antes de que el problema sea inmanejable.

Cubrimos de esta forma las necesidades del socio para facilitarle el uso de tecnología de punta, conformando un frente grupal y con sinergia asociativa para negociar y obtener beneficios para todos en la relación con las prestadoras celulares, construyendo así un grupo de usuarios de tamaño tal que se constituye en el mayor usuario de GPRS del mercado, haciendo valer su peso y necesidades.


En CASEL GRUPO MONITOREO estamos esperando sumarlo al esfuerzo y a disfrutar de sus resultados.

 

VIDEOS