martes 23 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Intrusión » 8 sep 2010

Seguridad energizada

SEPP -Sistema Energizado de Protección Perimetral-es un sistema de protección perimetral basado en una conocida y confiable herramienta de uso rural: el energizador de alambrados. Sencillo y eficiente, el sistema funciona a toda hora y bajo cualquier condición, protegiendo perímetros y actuando como medio de disuasión y detección de intrusiones. Está basado en la emisión de un tipo particular de energía eléctrica -que en ningún caso afecta la salud de las personas- y se puede instalar autónomamente o integrado en perímetros, paredes o rejas.


El Sistema Energizado de Protección Perimetral (SEPP) funciona según el esquema: Disuasión - Repulsión - Alarma.

 

• Disuasión: La presencia de electricidad en el sistema no se oculta. Las instalaciones incluyen carteles visibles, con le objeto de disuadir al intruso.

• Repulsión: El intruso que igualmente intente ingresar, recibirá una descarga eléctrica sumamente desagradable que produce un alejamiento instantáneo e instintivo.

• Alarma: Si el intruso vulnera el perímetro cortando el alambre o mandando la corriente a tierra, accionará los mecanismos de disuasión activa: sirenas, luces y una señal a un centro remoto.

En la mayoría de los casos la disuasión ocurre en las dos primeras instancias, sin que se interrumpa la actividad de los habitantes del predio protegido ni se vulnere su propiedad.

 

Un sistema para cada necesidad

Los SEPP se desarrollan según las características de las superficies y las necesidades de seguridad. Se trata de un producto “llave en mano”, de instalación y mantenimiento sencillos. De acuerdo a las necesidades, el cliente puede elegir entre:

Un sistema de detección o intento de intrusión. Funciona como disuasor externo y alarma de intrusión. El objeto protegido son las personas y el patrimonio resguardados por el perímetro.

Existen dos líneas para este producto:

- Convencional.

- Step-Down: en los momentos de mayor tránsito de personas en la zona, permite conmutar del modo convencional al modo step-down, para reducir la energía en el alambrado de forma tal que no genere ninguna sensación en quién lo toca, pero sí mantenga las condiciones de alarma ante el corte o la puesta a tierra del alambrado.

 

Sistema de Protección de Perímetros. Para perímetros de gran extensión o difícil vigilancia, que sufren actos de vandalismo. Su objetivo es evitar el robo de los paños de alambre romboidal, activando una alarma local o remota con el primer corte

 

 

¿Por qué un SEPP no es peligroso?

• No hay posibilidad de acceso directo del intruso a la valla electrizada. Esta se ubica detrás de la valla tradicional: sólo puede recibir una descarga quien haya vulnerado deliberadamente la valla externa. En superficies de intenso tránsito de personas (como son las empresas y los countries) es posible agregar una valla interna, de modo que la energizada quede encerrada en el medio.

• Todas las instalaciones incluyen carteles que indican de manera gráfica e inequívoca la presencia de electricidad.

• La corriente eléctrica se usa en el campo hace más de 50 años para delimitar potreros. En este tiempo, muchos han podido comprobar que si bien genera una sensación desagradable al contacto, no produce secuelas remanentes ni permanentes.

 

Principales razones para implementar un SEPP

• Es un sistema seguro y confiable de uso extendido en países como Nueva Zelanda, Estados Unidos y Brasil.

• A diferencia de otros sistemas, la alarma avisa antes de que se concrete la intrusión. Esto permite un mayor tiempo de reacción y reduce las situaciones de violencia.

• Utiliza tecnología sencilla y adaptable, de fácil instalación y mantenimiento.

• Ha demostrado su eficacia en superficies grandes y pequeñas, residenciales, comerciales e industriales.

VIDEOS