miércoles 17 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Detección de incendios » 1 jun 2005

Mejoras en la detección de incendio utilizando sensores múltiples.

Los detectores de incendio están diseñados para detectar los incendios desde su fase inicial con un alto grado de fiabilidad.El área de aplicación para los detectores de incendio es absolutamente diversa, extendiéndose para distintas aplicaciones. Como regla general, el criterio para detectar un incendio es la medida del humo generado por el fuego, pero existe un amplio espectro de tipos de incendio. Un detector optimizado debe funcionar con eficiencia bajo todas estas distintas condiciones. El uso de detectores de incendio se encuentra comprometido cuando las condiciones físicas normalmente presentes en el medioambiente tienen una gran similitud con las que se presentan en un incendio.


Evaluación de la incidencia de falsas alarmas

En la actualidad, los detectores de incendio son utilizados en las más diversas aplicaciones donde, de una forma discreta y confiable, cumplen con el propósito de proteger contra incendios.
Debido especialmente al gran número de detectores empleados, en un medioambiente crítico es posible que ocasionalmente se produzcan señales engañosas equivalentes a las de un incendio.

En ambos casos, tanto la alarma disparada por un incendio real como aquélla generada por una señal engañosa, resultarán en las consecuentes operaciones de rescate. De esta forma, la atención del usuario de un detector de incendio y la acción de los bomberos se centra exclusivamente en la alarma. Por esta razón, la incidencia de las falsas alarmas, a pesar de su bajo índice en relación al número de detectores de incendio instalados, se convierte en un parámetro crítico para la detección.

La Figura 1 muestra esquemáticamente la frecuencia de señales falsas, como así también aquéllas disparadas por la detección de un verdadero incendio.

El detector dispara una alarma una vez que el nivel de la señal ha excedido un cierto valor.
Solución en base al uso de un detector con sensores múltiples

Para encontrar una solución al problema, se debe considerar los parámetros característicos de un incendio.
En un incendio, se genera la mayoría de los diferentes productos de combustión generando:

• Humo (dependiendo del material, partículas y aerosoles de distinta densidad y tamaño)
• Calor
• Radiación calórica
• Gases

1- La detección de humo como parámetro característico para la detección de un incendio es el método utilizado con mayor frecuencia en la actualidad.

2- El calor y la temperatura generados también pueden ser utilizados para detectar un incendio. Para esto, cabe destacar que el aumento de calor y la temperatura respecto del ambiente deben variar significativamente.

3- Durante la combustión, los gases se forman como resultado de la transformación del material.

A continuación, describiremos el funcionamiento de un detector de incendio con tres sensores de distintos modos de operación:
• Un sensor óptico que reacciona por refracción de la luz ante la presencia de humo;
• Un sensor de calor inmune al humo, la suciedad, etc. que sólo reacciona ante una variación de temperatura;
• Un sensor para la detección de gas CO como el generado en un incendio pero con la conocida reacción a señales falsas en ambientes críticos.

Veremos que si las tres señales que se generan en incendios reales serán claramente diferentes a aquéllas generadas en ambientes críticos. Como regla, estas mediciones producen un gran número de valores abstractos que fluctuarán de una situación a otra; por simplicidad, se clasifican los niveles de señal por sectores y clases.
Se puede entonces ordenar los valores de todas las pruebas de forma simple sobre una matriz y usamos una clasificación por niveles muy elemental:

Análisis temporal de las señales

Como ejemplo práctico, deberíamos preguntarnos qué carga de fuego debo controlar y qué sensor debo colocar, siendo las preguntas comunes del proyectista las siguientes:
¿La señal aumenta rápidamente?
¿La señal se mantiene constante o se debilita?
¿La temperatura aumenta?
¿La concentración de CO aumenta?
La respuesta en muchos casos es: Deberemos combinar varios tipos de detectores aunque esto aumente el costo del sistema.

Conclusión

El uso de parámetros de distintas características claramente brinda una mejor diferenciación entre señales falsas e incendios reales.
La combinación de los métodos de procesamiento de señales que toman en cuenta la curva típica y la variación en el tiempo de los parámetros representativos de los verdaderos incendios, además permiten la supresión exitosa de cualquier señal falsa.

Bosch Security Systems ofrece un detector de alta performance y bajo costo que implementa estos avances de su ingeniería y el procesamiento inteligente de las señales.
Sumado a las otras ventajas típicas de la arquitectura LSN, tales como la inclusión de un aislador en cada detector, el Magic.Sens OTC410 se adapta a casi todas aplicaciones en edificios modernos y garantiza una excelente operación aún en los ambientes más críticos.

VIDEOS