domingo 17 de enero de 2021
Revista Innovación Seguridad » Fabricantes » 21 nov 2011

Apexar Technologies presenta al mercado de la Seguridad Electrónica su Capacidad de desarrollo e innovación

En concordancia con su slogan “Si usted puede imaginar su nuevo producto, nosotros podemos hacerlo realidad”, la firma Apexar actúa como una extensión de la ingeniería de desarrollo de las empresas que la contratan, sumando tecnología y calidad -a través de la documentación exhaustiva- y reduciendo los tiempos de salida al mercado. Entrevistamos a los ingenieros Marcelo César y Walter Orchessi, titulares de la firma.


¿Cómo comenzaron con Apexar?
En 2002 nos juntamos tres amigos de la facultad y empezamos a desarrollar tecnología en Argentina para terceros. De a poco fuimos haciendo foco en el rubro médico, porque tuvimos varios clientes de esa área. Hace cinco años, merced al apoyo de subsidios, pudimos desarrollar la tecnología de oximetría de pulso, mientras continuábamos trabajando en desarrollos. Cabe destacar que solamente 20 empresas en el mundo, entre ellas la nuestra, cuentan con esta tecnología.


¿Qué hace un oxímetro?
Se trata de un dispositivo que mide la saturación de oxígeno en la sangre, a través de un dedal, en forma no invasiva. A partir de este desarrollo de electro medicina se tomó la decisión de abrir una unidad de negocio separada, Biotrend, para la línea de oximetría. Y en esos años nos perfeccionamos en el uso de Linux para sistemas, inicialmente utilizamos SOM (system on module) importados. Probamos módulos de varias marcas y en todos encontrábamos el mismo problema: no recibíamos respuestas adecuadas por parte del soporte. Por esa razón empezamos a desarrollar nuestra propia SOM.

¿Qué es la SOM?
Es, básicamente, un módulo que reúne a un procesador de 32 bits de alta velocidad, las memorias asociadas y las alimentaciones. Como opera con 400 Mhz no resulta fácil fabricar un hardware para eso. Con trabajo, inversión y dedicación pudimos desarrollarlo nosotros mismos. Más tarde, empezamos a ofrecerlo a terceros, en Argentina y en el resto del mundo. Le vendíamos la SOM, pero notábamos que desde el momento de la compra hasta el desarrollo final pasaba más de un año, entonces no le estábamos dando una ventaja en lo que respecta a productos importados. Es por ese motivo que volcamos nuestra experiencia en Linux Embedded para brindar una solución completa a los problemas de hardware y software. Paralelamente, ofrecer un soporte unificado nos permite tener los equipos terminados en tres meses.

Además, la idea de la solución coincide con la tendencia actual de llevar a todo equipo o interfaz una multimedia atractiva, y a la vez en muy corto plazo contar con el producto terminado aun sin conocimientos previos de Linux.

¿En qué productos de Seguridad Electrónica se los puede aplicar?
En todo lo que utilice pantallas color. Hoy el usuario está acostumbrado a interfaces “amigables” como las del celular y lograr implementarlo en otros equipos se traduce en un salto tecnológico muy importante, que es lo que nosotros resolvimos. Si el comprador lo va a buscar afuera, encontrará una empresa que le vende el hardware y otra especializada en software. Lo que nosotros conseguimos es ofrecerle una solución completa al cliente. Ya estamos trabajando en sistemas de video: podemos manejar una cámara y recibirla en sistema, mostrarla, tomar fotos, etc. Eso ya está funcionando. Además contamos con gran conectividad como Ethernet, dos USB, cuatro puertos seriales, I2C, y también está preparada para expandir. Ya hemos probado que tenemos Wi-Fi y GPRS también funcional, etc. Entonces, en una empresa de seguridad habría un montón de alternativas, por ejemplo, un visor mucho más ágil porque se manejaría por Ethernet, lo cual estaría facilitando lo que concierne al video por IP.

Y en cuanto a la implementación del diseño, ¿cómo lo resolvieron?
Al momento de traducir una pantalla o un gráfico al código, éste solía ser complejo. Sin embargo, gracias a  nuestra solución resulta más sencillo. Primero se genera una planilla en la cual se le indica al  diseñador cómo la debe completar, y él define qué es un botón, qué es un fondo, etc. El software toma esos gráficos y genera el XML en tiempo real, o sea la pantalla de la aplicación, lo cual también acelera cualquier cambio, debido a que no resulta necesario rescribir el código porque quedó registrado en la planilla.

¿Cuáles son las posibilidades de crecimiento?
El mercado es enorme: cualquier máquina puede necesitar un controlador. Al comprador le tienta la idea de reemplazar todo el hardware que posee por esto solo. A veces es una buena decisión; a veces, no. Depende de la aplicación, si va a requerir en algún momento demasiado procesador y eso va a penalizar la interfaz de usuario, etc. Ahí es cuando entran en juego nuestro asesoramiento y experiencia.

VIDEOS