lunes 18 de marzo de 2019
Revista Innovación Seguridad » Intrusión » 12 mar 2019

CASO DE ÉXITO

Protección Inalámbrica de Optex operada por baterías en subestaciones eléctricas

La obra se llevó a cabo con equipamiento de Grupo Optex en múltiples subestaciones eléctricas en el medio-este de los Estados Unidos operados por una gran empresa de energía.


El Desafío

Debido al alto costo del cobre, el cliente tenía problemas de robos y daños en múltiples sitios. El robo de cientos de dólares en cobre resultaba en cientos de miles de dólares en daños, reparaciones, y tiempo perdido; al mismo tiempo creaba condiciones peligrosas para los equipos eléctricos. Los constantes cambios dentro de los sitios, perímetros extensos, la inhabilidad de zanjar, y la localización remota de los sitios eran desafíos que se debían considerar en la decisión de una solución.

 

La Solución

El integrador elegido se reunió con Optex para diseñar una efectiva y confiable solución de seguridad. El equipo decidió proteger múltiples zonas usando un diseño de varias capas de seguridad. La solución cumpliría con las necesidades del cliente en proteger contra el robo de cobre y al mismo tiempo eliminar la posibilidad y responsabilidad de lesiones o muertes de intrusos.

 

En la primera zona de intrusión, tanto la cerca perimetral y los portones automáticos fueron reforzados usando pares de detectores fotoeléctricos SL-350QFRi, un modelo inalámbrico alimentado por baterías con un rango de detección punto a punto de 106m. El sistema fotoeléctrico operado por baterías permitió al integrador instalar los detectores sin tener alimentación directa en el sitio, así eliminando la necesidad de zanjar o correr cableado.

 

Para las zonas internas, se utilizaron los detectores pasivos infrarrojos de medio alcance de la serie SIP y los modelos de corto alcance de la serie HX como un respaldo confiable para el sistema perimetral.

 

Debido a que el cliente operaba su propio centro de monitoreo, todos los detectores en la propiedad fueron configurados para activar las cámaras PTZ que estaban instaladas dentro de las zonas de detección de los sensores. Esto permite que el centro de monitoreo capture  y grabe cualquier intrusión dentro de la propiedad y tome las medidas necesarias antes que un robo o vandalismo pueda acontecer.

 

El Resultado

El usuario final ahora mantiene un perímetro seguro que detecta intrusiones y ayuda a prevenir posibles lesiones. Con el sistema de seguridad en operación, el cliente tiene múltiples capas de protección y puede responder inmediatamente para prevenir actividades criminosas.

 

Beneficios y características de los modelos fotoeléctricos

SL-350QFR y SL-350QFRi operados por baterías:

No hay necesidad de soterramiento de cables y esto resulta en una más económica y rápida instalación. El usuario final reduce el tiempo muerto en sus operaciones.

 

La versión SL-350QFRi incluye el transmisor de Inovonics ya instalado así permitiendo una más rápida instalación en sitio.

 

Una nueva mira de largo alcance permite una más fácil instalación y asegura un funcionamiento óptimo mejorando visibilidad durante el proceso de alineación de los haces.

 

Cuatro canales de transmisión seleccionables para aplicaciones de apilamiento cuando se requiere un más alto nivel de seguridad.

 

La flexibilidad y durabilidad de la serie SL-350QFR la hace ideal para uso en subestaciones eléctricas, facilidades de Petróleo y Gas, transportación, prisiones, almacenajes, obras de infraestructura, parques industriales, y campos solares.

 

Modelos destacados: SL-350QFR y SL-350QFRi

Optex expande en su línea de detectores inalámbricos ISeries agregando el modelo SL-350QFRi, un detector fotoeléctrico operado por baterías sin la necesidad de soterramiento de cables. Scott Simmons, Vicepresidente de Ventas para Optex Inc, comenta que, “Aun con el éxito de los modelos fotoeléctricos inalámbricos de 30 y 60 metros, todavía existían aplicaciones de largo alcance que requerían de demasiadas unidades. Con el modelo SL-350QFRi, ahora no solamente podemos ofrecer una solución de mejor costo efectividad, sino también ventajas adicionales solicitadas por nuestros clientes tales como un sistema de cuádruple haces de detección y una vida de las baterías de hasta 10 años.”

 

La versión SL-350QFRi incluye un transmisor de comunicación Inovonics EN1941 preinstalado mientras que el modelo SL-350QFR es compatible con la mayoría de sistemas inalámbricos en el mercado (Universal). Ambas versiones incluyen cuatro baterías por par, con la opción de expandir a 8 baterías aumentado la vida útil hasta 10 años.

 

Además, la versión SL-350QFRi es compatible para instalación con la torre AX-TW200 para una más limpia, oculta, e inalámbrica solución de montaje.

VIDEOS