jueves 20 de junio de 2019
Revista Innovación Seguridad » Análisis y tendencias » 26 abr 2019

LOGÍSTICA INTERNACIONAL

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de trasladar mercaderías?

Transcargo Argentina S.A. es una reconocida empresa de logística internacional fundada en el año 2006 con un gran equilibrio entre la juventud de su equipo y experiencia de más de 20 años en el mercado de sus directivos. En la siguiente columna, especialistas de la Compañía aportan información de utilidad para el sector de la seguridad electrónica.


Los especialistas de Transcargo, Nadia Rueda, Gerente del Departamento Marítimo, y Pablo Lamas, Gerente del Departamento Aéreo, sintetizaron las modalidades de los procesos logísticos de la siguiente manera:

 

 

Operativa para el transporte aéreo

El transporte de mercaderías por vía aérea suele darse cuando el cliente necesita mover la carga de manera rápida debido a urgencias o demanda del mercado, como así también debido al valor de la mercadería. A modo general, los pasos para mover una carga de exportación por avión son los siguientes: el cliente debe confeccionar una factura y packing list, se chequea la condición de venta (Incoterm) a fin de conocer el alcance del servicio. El agente de carga realiza la reserva con la aerolínea y coordina la recogida de la carga con el cliente. Luego la carga ingresa al aeropuerto donde se pesa y se toman las medidas a fin de confeccionar la documentación de transporte (Guía Aérea). Toda la documentación y la carga son entregadas a la aerolínea, y una vez que el proceso de Aduana está completo, la carga queda liberada para su embarque al país de destino. En el caso de la Importación los procesos logísticos son muy similares, con la excepción de los temas relativos a la Aduana de cada país de origen.

 

Operativa para el transporte marítimo

La operación inicia con una instrucción por parte del cliente a embarcar mercadería según orden de compra/venta o factura comercial.

Se coteja la condición de venta (Incoterm) pactada entre importador y exportador para saber si se debe retirar la carga, hacer aduana, solo dar una reserva en un buque, etc.

Una vez definido, se verifica si está hablando de un container completo (20/40/40hc los más utilizados) o si se trata de una carga pequeña donde un container exclusivo no se justifique por su costo, por lo que la carga compartiría el espacio dentro de un container con otros clientes en la misma situación.

Una vez se tiene la fecha de carga lista, se coordina con el exportador día y horario en que  requiere que se retire la mercadería (en caso de que el Incoterm así lo diga).

Previo al retiro, la empresa de logística se comunica con la naviera para solicitar espacio en su buque, ésta emitirá un documento llamado Booking, el cual contiene los datos de la reserva.

Una vez el embarcador termina de colocar la mercadería dentro del container y hace aduana, como norma de seguridad en la puerta del equipo se coloca un precinto para que éste no pueda ser abierto desde el momento en que sale de la planta o depósito consolidador. Solo el importador, o en su defecto aduana en destino, pueden abrir el precinto.

Una vez el buque zarpa, la línea marítima y el agente de carga emiten el documento de transporte en base a los datos informados en la declaración de embarque. Este documento llamado Bill of Lading, conocido por sus siglas en inglés como BL,  es un contrato de transporte y también es título de propiedad de la mercadería.

 

Aspectos esenciales a tener en cuenta

Transporte aéreo

Es importante mencionar que existen vuelos directos y vuelos con trasbordos, como consecuencia existen diferentes tiempos de tránsito. Incluso para un origen se puede mover la carga con vuelo directo o vuelo con conexión. Por ejemplo, desde el aeropuerto de Amsterdam existen vuelos directos con KLM o vuelos con conexión con Iberia.

Otro aspecto importante es que existen aviones de pasajeros (pasajeros + carga) y vuelos cargueros (solo carga). Los aviones de pasajeros son más frecuentes pero tienen una limitante de capacidad, ya que lógicamente transportan pasajeros, y en la bodega de abajo se coloca la carga juntamente con el equipaje. En cambio, en los aviones cargueros mueven carga tanto en la bodega superior como inferior.

Adicionalmente hay que tener en cuenta el cut off (fecha límite para entregar la carga y documentación a la aerolínea), ya que el vuelo tiene un horario de salida y la aerolínea necesita determinadas horas para paletizar la carga. Por tal motivo la coordinación del embarque entre el cliente, Agente de Carga y Despachante de Aduana es clave para evitar cualquier demora o perder el vuelo.

 

Transporte marítimo

El embalaje debe ser adecuado para transporte marítimo, lo que significa que debe reunir las condiciones de resistencia, estabilidad e impermeabilidad. Es importante saber si la carga es apilable para que, en caso de no serlo, no se le coloque nada encima que pueda generar una mala condición de la carga.

Tiempos: Debemos tener en cuenta que los cortes documentales y físicos difieren entre un container exclusivo para un cliente y un container que comparte espacio con otros exportadores.

Existen diferentes servicios marítimos desde cada origen, por lo que el cliente debe tener en cuenta los tiempos de tránsito de cada caso para elegir aquel que se ajuste a sus necesidades. Hay orígenes que ofrecen servicio directos y/o con trasbordo. "Nosotros informamos en todos los casos las opciones con las que cuentan para poder cumplir con sus compromisos y no poner en riesgo la operación, ya que una gran variedad de clientes cuentan con contratos de entrega que de incumplirlos incurren en multas o bien son para obras o proyectos que no pueden continuar su desarrollo por no estar la mercadería en tiempo y forma en su destino final" explicó Nadia Rueda, Gerente del Departamento Marítimo de Transcargo.

Tener en cuenta que existen también diferentes tipo de contenedores como ser: standard (20/40/40HC), sin techo (Open Top), sin paredes ni techo (Flat Rack), Reefer (carga refrigerada).

 

Recaudos para transportar mercaderías sensibles de ser robadas

Con amplia experiencia en el transporte de equipos tecnológicos, los ejecutivos de Transcargo Argentina explican sobre las precauciones que deben tomarse para el transporte internacional de mercaderías; principalmente ante aquellas que, por su facilidad de ubicación en el mercado negro, tienen más chances de ser robadas; o que en el traslado y manipulación son sensibles a roturas y daños.

 

Transporte aéreo

Los productos de tecnología están altamente expuestos a posibles daños y robos. Pablo Lamas, Gerente del Departamento Aéreo, indica que hay que tener en cuenta que en toda la cadena logística internacional, tanto el embarcador, el agente de carga y el comprador, no tienen contacto con la carga (en algunos tramos de la cadena logística). Es decir, sólo se maneja información acerca del movimiento de la misma. Quien tiene contacto con la carga es el personal de aeropuerto o de las aerolíneas, por tal motivo es clave contar con información actualizada en todo momento.

Es vital que en todo momento la carga esté en movimiento. Cuantas más demoras existan en cada punto de la cadena, mayores chances de robo.

Adicionalmente es necesario colocar el embalaje apropiado que permita soportar la manipulación de la carga (sobre todo en vuelos con trasbordo). Y lógicamente un seguimiento bien personalizado estableciendo puntos de control en cada tramo de la cadena logística (trazabilidad del embarque), como ser: fotos de la carga, reporte de condición de arribo, etc.

 

Transporte marítimo

Nadia Rueda, Gerente del Departamento Marítimo, aconseja que todas las cargas sean aseguradas, muchos clientes creen que no es necesario por ser mercadería de bajo valor o poco probable de ser robada, pero no tienen en cuenta que el seguro no sólo cubre perdidas y robos sino que en el caso de que el buque y la tripulación se encuentren en peligro y deban arrojar carga al agua para mantener la seguridad a bordo, las cargas salvadas son solidariamente responsables del perjuicio ocasionado a la mercadería afectada, el seguro responde ante esta eventualidad.

Se recomienda un embalaje que no deje ver lo que viaja dentro y no etiquetar los bultos con datos específicos del producto para que no llame la atención.

Contratar una custodia satelital y armada que haga un seguimiento de la carga una vez se encuentre en territorio nacional, ésta acompañará a la carga hasta que llegue a la empresa del comprador y viceversa en el caso del exportador.

 

¿Cómo elegir la compañía adecuada para el transporte de este tipo de mercaderías?

Vanesa Tammaro, Ejecutiva de Ventas de Transcargo Argentina S.A., explicó que la empresa suele trabajar con compañías aéreas y marítimas idóneas para el transporte de productos de seguridad electrónica. Es decir, aerolíneas y navieras que cumplen con estándares de seguridad y seguimiento personalizado. Aquí es importante considerar la procedencia, ruteo y conexiones. "En el caso del aéreo hay aerolíneas que son fuertes en ciertos tráficos (frecuencia, tipos de avión, procedimientos, etc.) y son las que elegimos para transportar este tipo de carga sensible. Y en el caso del marítimo trabajamos con navieras de presencia global las cuales se ajustan a los requerimientos de este tipo de mercadería", concluyó la ejecutiva 

 

TRANSCARGO ARGENTINA S.A. es una empresa de logística internacional con más de 20 años en el mercado. Brinda soluciones logísticas a medida, interpretando las distintas necesidades particulares de cada cliente. Ofrece servicios aéreos, marítimos, carreteros y locales que le permiten resolver cualquier necesidad logística de Importación o Exportación.

 

Para más información: vtammaro@transcargoarg.com.ar - www.transcargoarg.com.ar

NOTICIAS RELACIONADAS

VIDEOS