martes 22 de septiembre de 2020
Revista Innovación Seguridad » Todos » 13 mar 2020

Entrevista a Pablo Colombres, CPP

Primer sudamericano en el Global Board de ASIS International

A los 36 años de edad, se convirtió en el primer argentino y miembro más joven del mundo en integrar el Global Board of Directors de ASIS International.


Por:
Aldo Bianchi

Pablo Colombres estudió Derecho en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y obtuvo un postgrado en Seguridad Corporativa en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Pronto se sumergió en ASIS International, en busca de las certificaciones internacionales que otorga la organización. Con ese objetivo estudió y se enfrentó a un riguroso examen que aprobó en forma satisfactoria en la sede central de ICANA Buenos Aires. Luego postuló y ganó una beca de “Master of Science inAdministration of Justice and Security” en University of Phoenix, Arizona, Estados Unidos, que cursó durante dos años y superó con éxito. Completó su perfil académico dedicándose al estudio de liderazgo y coaching asociado a la seguridad.

 

¿Cómo fueron sus primeros pasos profesionales hasta alcanzar su posición actual en el área de seguridad?

Inicié mi carrera profesional en el área de la seguridad en Legales de Movicom BellSouth, exactamente en cobranzas judiciales. Mi segundo escalón fue el sector de  oficios judiciales, donde era el enlace con las fuerzas de seguridad y el poder judicial. Cuando Movicom fue adquirida por el Grupo Telefónica pasé a formar parte de la estructura de la Dirección de Seguridad Corporativa, enfocándome en la respuesta de incidentes de índole corporativos y la atención de los canales de ética, entre otros aspectos.

 

A principios de 2011 empecé a trabajar en GIF International, empresa que provee servicios de  asesoramiento en seguridad en general, focalizada en el mercado de las telecomunicaciones, comercio electrónico y entidades financieras. La expertise adquirida en el área de telecomunicaciones me permitió orientar mi trabajo hacia la expansión del negocio internacional de GIF, donde pudimos consolidar varios proyectos en Sudamérica. Los proyectos fueron creciendo y desde hace más de tres años me mudé a São Paulo, Brasil con toda mi familia. Durante todos estos años he dedicado tiempo como líder voluntario en ASIS Internacional, lo que me ha ayudado a evolucionar como profesional y como persona.

 

A propósito del voluntariado, ¿cuál es el rol de ASIS International?

ASIS es la organización más importante para los profesionales de la seguridad. Fundada en 1955, cuenta con más de 35.000 miembros en todo el mundo, con representación en más de 150 países. Es una estructura manejada por un staff integrado por 20 miembros, basados en Washington; no obstante, tiene unos 800 líderes voluntarios alrededor del mundo que están dedicados a la coordinación de tareas en torno a la seguridad. Así desarrolla estándares, programas de capacitación, guías de mejores prácticas y material de estudio. Fundamentalmente, ofrece cuatro certificaciones internacionales: CPP (Profesional certificado en Management de Seguridad), PCI (Profesional Certificado en Investigación), PSP (Profesional Certificado en Seguridad física) y APP (certificación para iniciantes en la carrera).

 

El mayor de los beneficios de ASIS está ligado al networking, lo que permite conocer gente de todo el mundo y especialistas en todas las materias. También cuenta con 34 Consejos Profesionales que atienden necesidades específicas para las áreas de la seguridad en diversas industrias, abogando por la integración en los ámbitos público y privado.

 

Además de la promoción de Programas de Mujeres en la Seguridad y de Jóvenes Profesionales, ASIS cuenta con un plan estratégico que marca cuatro puntos importantes: la transformación digital, el reconocimiento del profesional de la seguridad, la designación del área de seguridad como un área clave en el negocio de la empresa y la globalización.

 

¿Qué ha hecho posible que un joven argentino sea el primer sudamericano y el más joven en ocupar un lugar en el Global Board of Directors de ASIS?

Dentro del espectro de la globalización, ASIS comenzó a trabajar para transformarse de una organización centralizada y enfocada en los Estados Unidos para convertirse en otra totalmente abierta al resto del mundo. Si bien es cierto que el 80% de sus miembros son norteamericanos, ya es una tendencia el crecimiento del 20% restante. Entonces, con el objetivo de reconocer a miembros de otros países, la organización generó un programa de representaciones y reconsideró su estructura de gobernanza. Como resultado, tuvo una primera iniciativa: crear un Board Global integrado por 12 miembros. Para una segunda etapa, está proyectado incluir una posición para un representante de cada región del planeta. El proceso de evolución será constante hasta tener la representación de todos.

 

La oportunidad de  ingresar al Board Global se gestó a partir de una convocatoria para ampliarlo, cubriendo 3 nuevas posiciones. Entre 26 candidatos, un Comité de Nominaciones nos evaluó en más de 50 ítems sobre aptitudes profesionales y personales. Fuimos elegidos un representante de los Estados Unidos, otro de Canadá y quien les habla. El proceso de selección fue entre junio y septiembre del año pasado; la designación se formalizó ese mismo mes, durante la Feria Mundial de ASIS celebrada en Chicago, llamada GSX. Entré en funciones a partir del 1 de enero de 2020, con grandes desafíos por delante.

 

¿Cuál es la mirada sobre Latinoamérica que tiene ASIS?

Latinoamérica es una de las regiones más activas y más vivas respecto a la actividad de los líderes voluntarios y de miembros que se involucran. El español es el segundo idioma de la organización, único aceptado además del inglés. Tenemos traducciones en español, así como entre dos y tres eventos anuales donde gente de Estados Unidos visita la región. En ese marco, la idea es apostar a Latinoamérica como una potencia que está creciendo. Teniendo en consideración la difícil situación de nuestra realidad económica, política y social, el año pasado ASIS tomó la decisión de adaptar los costos de su membresía en función de la categorización de ingresos por países -alta, media y baja- realizada por el Banco Mundial. Es una medida muy importante porque, en el pasado, la membresía costaba USD 195 para todos los países; hoy, en cambio, bajo la categorización de precios para los países emergentes, cada quien paga en función de los diferentes niveles establecidos.

 

Como resultante de todas esas acciones, ASIS posee en Latinoamérica un grupo de trabajo muy fuerte, con profesionales de seguridad muy comprometidos que provienen de distintos países. De hecho, tenemos un Consejo Latinoamericano y estamos aprendiendo de las otras regiones que están más avanzadas para trabajar en conjunto.

 

El gran desafío es adaptar la implementación de mejores prácticas a la realidad local de cada uno de los países que forman parte de nuestra región. Si bien experimentamos un proceso de maduración, estamos en el buen camino.

 

¿Cuál ha sido su responsabilidad a los largo de estos años en la región?

Hasta el año pasado, coordiné un equipo de líderes en 12 países de Sudamérica donde existen Capítulos en actividad. Empecé voluntariamente en Argentina, luego me expandí hacia el Cono Sur y más tarde a Sudamérica. Esos fueron los pasos previos a mi integración al Board Global, además de haber participado en diversos grupos de estudios, consejos profesionales y comités especializados.

 

¿Cuáles son los principales aportes que se propone realizar al Board Global?

Concentraría mis principales aportes sobre tres aspectos fundamentales. El primero de ellos gira en torno a la membresía y al trabajo que supone establecer conexiones entre la experiencia del usuario, las decisiones que se toman y los beneficios reales de quien recibe la membresía. El segundo de ellos está relacionado con todo lo inherente a la velocidad del mundo en el que estamos viviendo, aportando una visión próxima a la tecnología y al proceso de digitalización. Y el tercer punto está ligado con los otros dos y tiene que ver con la globalización. Al haber tenido cargos en varios países, y haber participado de proyectos globales en ASIS, he podido percibir las visiones nuevas que reinan en la sociedad tales como cuestiones de género, inclusión y diversidad. La idea es contribuir desde ASIS a darle visibilidad a los temas, siempre alineado a los objetivos estratégicos de la asociación.

 

¿Es posible afrontar ese reto con éxito?

Sí. De hecho, en breve estaré en Washington para participar de una reunión a la que asistirán todos los voluntarios del mundo. Allí daré una charla sobre la globalización y cómo servir a las necesidades de los miembros alrededor del mundo. Mi punto de partida será que el concepto de globalización nada tiene que ver con la “americanización”, entendida como la necesidad de aculturar en torno a sus creencias. Todo lo contrario, supone tomar las buenas prácticas. Así, propiciaremos que la charla derive en un concepto general de globalización y las distintas eras por las que ha atravesado desde Colón hasta hoy. Con certeza, también comentaré que el reporte global de riesgos del World Economic Forum sostiene que en los últimos cinco años los riesgos que provocaron mayor impacto en el mundo estuvieron relacionados con los temas ambientes (como desastres naturales) y con el ciberespacio (como los ataques cibernéticos). Es necesario hacer foco en estas cuestiones porque no son riesgos que impacten específicamente solo a un objetivo: son riesgos que nos afectan a todos, sin discriminación. Partir del concepto que tenemos un enemigo en común (riesgo a gerenciar) es una gran ventaja; sobre todo sabiendo que desde ASIS se puede convocar a especialistas en la materia y de todo el mundo, para en conjunto poder trabajar sobre el asunto, preparar material y distribuirlo.

Para contactar con Pablo Colombres, escriba a pcolombres@gifconsulting.com
 

VIDEOS