martes 22 de septiembre de 2020
Revista Innovación Seguridad » Distribuidores » 29 abr 2020

BIO CARD

“El valor agregado es la neurona”

En un contexto sin precedentes, hay dos alternativas: tener dudas y esperar o generar certezas y avanzar. Es un momento de transición en el que es imprescindible aprovechar oportunidades para armar una buena salida. En este sentido, Bio Card Tecnología marca la diferencia desarrollando un valor agregado único: mentalidad innovadora, 15 años de experiencia y un staff técnico, comercial y administrativo altamente capacitado.


La pandemia del Covid-19 tomó al mundo entero por sorpresa. En Argentina, la instauración de la cuarentena obligatoria, sin lugar a dudas, marcará un antes y un después en todos los aspectos de la vida: las relaciones sociales, el trabajo, las actividades de ocio, etc., etc. Nada ni nadie queda exceptuado. Día tras día esta crisis genera pérdidas de todo tipo, pero también representa oportunidades para hacer la diferencia. No es concreto cuál será el panorama cuando todo esto pase, pero lo que sí es certero es que, mientras tanto, esta cuarentena da tiempo: de estar en casa y parar la pelota para mirar el nuevo escenario que se está conformando. Tiempo para pensar, investigar y reinventar, o de entrar en un letargo y esperar el restablecimiento, como si mágicamente todo fuera a volver a ser igual; depende de cada uno cómo se elige utilizar ese tiempo. Esto es lo que se plantea el Ing. Horacio Ghigliazza, Gerente General de Bio Card Tecnología, que cree que la pandemia vino a sembrar un vector de ordenamiento social diferente y que habrá que ver hacia dónde nos lleva y cómo cambian los hábitos de todo el mundo. Según él, la clave es entender al cliente, involucrarse en su proceso productivo y distinguir qué necesidades tiene. El valor agregado no está en el portfolio de Bio Card, sino en la neurona que le suma al producto o servicio que ofrece. Ese es el eje en esta transición: un cambio de mentalidad, la redefinición de los paradigmas de trabajo y la oportunidad para reconvertir su modelo de negocio para lo que sea que venga después de la crisis. “No es un cambio de rumbo. Ahora que estamos en casa, tenemos la cabeza libre para ver otras cosas, tenemos el tiempo para buscar, interiorizarnos, ver con quién asociarnos, de qué manera generar nuevos negocios”, afirma Ghigliazza.

La firma aprovecha este momento y toma impulso para implementar el concepto que viene trabajando hace tiempo: ofrecer soluciones para diferentes tipos de necesidades y trabajar un proyecto en conjunto con el cliente, no solo vender un producto. “Tenemos un staff con gente capacitada, entonces ¿por qué quedarse en el simple pasamano de una cámara? Le agregamos la instalación, el mantenimiento, bien, pero eso no es un valor competitivo hoy, eso lo hace todo el mundo”, explica el gerente de la empresa. “En cambio, teniendo un ojo entrenado, se pueden mejorar los puntos críticos del proceso productivo del cliente y generar un impacto positivo en el resultado del negocio. Ahí está la diferencia y Bio Card Tecnología tiene gente especializada que puede hacer eso, que puede vender un proyecto. Se trata de vender creatividad y neuronas. La cámara pasa a ser una excusa para vender una especie de consultoría”, continúa. “Te transformás en un colaborador, en un asociado de tu cliente e inmediatamente le estas agregando valor a su negocio.”
 

Aprovechar la crisis: 4 novedades en la empresa
En este momento de oportunidades, Bio Card desarrolla su trabajo en varias direcciones. Por un lado, aprovecha para encontrar nichos emergentes y brindar soluciones para las nuevas demandas que se generan en el contexto actual, tal como es el teletrabajo. A su vez, continúa trabajado sobre las necesidades que existen desde antes de la crisis, por ejemplo, en el área de logística y transporte. Por otro lado, dedica el tiempo para desarrollar y explorar campos en los que siempre quiso incursionar, como lo es IOT. Pero, sobre todo, mantiene firme y avanza en su idea de transformarse replanteando sus productos y servicios para ofrecerlos evolucionados en proyectos con alto valor agregado. Es el caso de la implementación de inteligencia analítica en los dispositivos. “En medio de esta crisis hay muchas oportunidades que podemos aprovechar. No tenemos que perder el hilo conductor que nos habíamos planteado, pero vemos oportunidades de mejora en esta transición”, asegura Ghigliazza. “Actualmente, los mercados impulsan a asociarse. Ahora más que nunca hay que buscar socios estratégicos que complementen la actividad y que se conecten no solo con la actividad directa que se va a desplegar, sino que con ellos se pueda satisfacer acabadamente las nuevas demandas que van a aparecer con el restablecimiento de la actividad económica”, comenta.
 

Fichada Móvil
Como solución para el segmento de empresas que implementaron el teletrabajo, Bio Card lanzó al mercado una aplicación móvil para controlar los horarios laborales y el desarrollo de las tareas. Según el gerente de la firma, el trabajo a distancia llegó para quedarse. “Se derribaron un montón de mitos, ahora más que nunca las empresas van a ir por el home office, que permite la reducción gastos y recursos, tanto de empresarios como de empleados”, expresa. “Cambió la demanda y nos encontramos con oportunidades nuevas que supimos aprovechar ofreciendo productos y servicios para esa nueva necesidad.”


IOT
En esta transición, Bio Card está trabajando en IOT para lanzar una línea de productos que permitan ahorrar energía eléctrica en hogares y oficinas. Se trata de dispositivos que, por ejemplo, clonan los controles remotos de los equipos de aire acondicionado, o enchufes o interruptores que pueden ser controlados a distancia mediante una aplicación en el celular. “Son productos de bajo costo que surgen en este momento de transición, pero que seguramente van a quedarse. Luces, aires acondicionados, dispensers de agua quedan prendidos en las oficinas todo el fin de semana y son unos costos siderales de energía eléctrica, que esta tecnología permitirá reducir. Es un primer paso hacia otras cosas de mayor envergadura que estamos preparando”, explica Ghigliazza.

Logística y transporte
La empresa está avanzando con asociaciones estratégicas para desarrollar proyectos en logística y transporte, que brinden mayores niveles de seguridad a través de nuevas tecnologías. La idea es brindar el servicio y la provisión de equipamiento para el control móvil en transporte público, camiones de carga, de caudales, de combustible, de granos. “Los sistemas son de bajo costo y pueden eficientizar el proceso de transporte y evitar los fraudes que se producen, sobre todo en el campo”, explica el directivo de Bio Card Tecnología.
 

Inteligencia analítica
La firma se reinventa aggiornándose al devenir de la tecnología y a las necesidades de los clientes. En este sentido, se aferra a un concepto disruptivo de videovigilancia: abandonando el control tradicional distante-estático-vigilador de la cámara, se involucra en el proceso productivo del cliente para brindarle un plus a través de esa vigilancia, que afectará positivamente los resultados. Dotando al sistema de inteligencia analítica, se podrá impactar en la reducción de accidentes laborales, en los indicadores de producción, en la eficiencia del proceso, en el aumento de la seguridad, etc. “Estamos dando un salto cualitativo”, afirma Ghigliazza. “No es solamente controlar el perímetro, no es un vigilador que controla que pase algo o no. Se trata de meterse en el tablero de comando de la empresa, de pasar a un concepto de vigilancia vertebrada con el proceso productivo, con los resultados operativos de la empresa”, explica. “Las analíticas permitirán al sistema de cámaras, por ejemplo, detectar cuando un operario saca un celular indebidamente en la línea de proceso, advertir sobre temperaturas en máquinas, o controlar la cantidad de producción que sale de una línea determinada.”


Según Ghigliazza, el sector empresarial debe hallar la forma de contribuir a la resolución de la crisis sanitaria y encarar lo que vendrá. En ese sentido afirma que “las empresas líderes en tecnología de seguridad debemos ser parte de la solución, esforzándonos en adaptar y aplicar los recursos tecnológicos que permitan una salida controlada del aislamiento social, como así también, facilitar la continuidad de la vida y actividades de las personas más allá de la coyuntura de la crisis, en un escenario de realidad transformada irreversiblemente. Por lo tanto, alentar la implementación de tecnología de detección térmica que pueda ir desde una simple cámara hasta sofisticados sistemas con inteligencia analítica incorporada que contribuyan a controlar la propagación viral, innegablemente constituye una de las líneas de trabajo válidas a seguir”. Finalmente, concluye: “Estamos en la antesala de un período de reorganización global: las regiones, los países, las sociedades reorganizarán sus actividades productivas, de servicios, el transporte, el comercio y la economía en general, teniendo, entre otras cosas, que observar consignas como el distanciamiento físico entre personas sin perder su interacción. Más allá de cuáles serán en detalle las características de ese cambio, en Bio Card Tecnología tenemos la certeza de que el requisito excluyente para afrontarlo es tener mentalidad innovadora, nuestro principal valor agregado: la neurona”.

Para más información:
Web: https://biocard.com.ar
Linkedin BIO CARD 
Linkedin Ing. Horacio Ghigliazza 
 

NOTICIAS RELACIONADAS

VIDEOS