lunes 15 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Intrusión » 11 jun 2013

Vigiladores + sistemas electrónicos

Para mantener los riesgos fuera de los hogares hay distintas estrategias: algunas son electrónicas y otras necesitan de agentes de seguridad, que vigilen la zona. ¿Son las dos igualmente efectivas? ¿Pueden complementarse?


Por Eric Natusch,
Gerente Comercial de Aliara
www.aliara.com


Lo cierto es que cada sistema tiene sus características, ventajas y desventajas. Para saber cuál es mejor, previamente hay que conocer y analizar las condiciones del contorno, qué se busca lograr, y qué mantenimiento se brinda al lugar.

- Si posee abundante follaje, se pueden ocasionar numerosas falsas alarmas. Esto provoca cansancio y fastidio en los usuarios, que un día deciden no conectar los mecanismos… Y las coincidencias indican que justo ese día ocurre una intrusión.
- También hay que cuidar el estado de la zona, pues las plantas crecen rápidamente y pueden comenzar a afectar la efectividad del producto.
- Qué tipo de barrera se colocó (muro, alambrado), extensión y cuánta distancia hay de otras propiedades, son otros datos que los especialistas deberán saber a la hora de brindar asesoramiento.
 
La seguridad electrónica reduce la incidencia de los errores humanos, pero quienes operan cada uno de los sistemas y deciden qué acción desarrollar según lo que esté pasando, son las personas.
Cuando ambas herramientas se complementan todo funciona mejor, porque mientras la tecnología permite tener mayor precisión en el control del perímetro, la seguridad humana direcciona su fuerza hacia donde existe un posible evento, resolviendo más rápido, pues ya está en el lugar y toma las medidas necesarias.
 
La protección perimetral electrónica es un conjunto de dispositivos que generan una detección temprana de riesgos en un perímetro. Es decir: brinda un aviso, que da tiempo al personal de seguridad para la toma de acciones preventivas antes de producirse un hecho delictivo o anómalo. Su ventaja está en que funciona las 24 horas, transformando al alambrado perimetral en un detector inteligente permanente, y emite datos que al ser monitoreados por la vigilancia se traducen en mayor seguridad.
 
Ambas metodologías pueden integrarse para dar respuestas adecuadas. Pero en estos casos, lo mejor es que los dispositivos electrónicos se adapten a los sistemas de alarma si los hay, o cuando se trata de un country, que se sumen a las tareas de la empresa de seguridad privada.
Una no es excluyente de la otra: al contrario, se necesitan .

VIDEOS