domingo 22 de julio de 2018
Revista Innovación Seguridad » Detección de incendios » 18 jul 2013

Mantenimiento de la Instalación de Detección de Incendios

Tecnifuego nos acerca una guía rápida a tener en cuenta para el mantenimiento de la instalación de detección de incendios. Útil para el responsable de seguridad y para el instalador que debe asesorar claramente a su cliente.


¿Qué debemos tener en cuenta?
Para que una instalación de detección funcione correctamente, debemos tener en cuenta en primer lugar el diseño y ejecución de la instalación, que debe cumplir con las normativas preexistentes para el edificio que se desea proteger.

En segundo lugar, todo el personal que ocupa el edificio regularmente debe ser consciente de las medidas a tomar en caso de producirse una alarma de incendio, tanto en lo relacionado a la extinción como en el caso extremo de tener que evacuar el edificio.

En tercer lugar, se debe realizar el mantenimiento que, por normativa, se hará en forma periódica, para garantizar que el sistema esté completamente operativo.

¿Por qué se produce incendios que destruyen grandes edificios?

Principalmente, porque no se han tenido en cuenta las indicaciones que hemos comentado en el párrafo anterior.
•    Diseño apropiado del sistema, adecuado a la configuración y uso del edificio
•    Ejecución correcta de la instalación
•    Actuación adecuada del personal que utiliza habitualmente el edificio, en caso de incendio.
•    Mantenimiento adecuado del sistema.
Si no se cumplen estos cuatro requisitos mínimos, cuando los bomberos llegan al lugar del siniestro, generalmente es demasiado tarde para controlar el incendio.

¿Cómo mantener operativo un sistema de detección de incendios?
•    Verificación regular del sistema, por una empresa autorizada.
•    Sustituir los elementos defectuosos inmediatamente o aquellos que hayan superado la esperanza de vida recomendada.
•    Adecuar la instalación a los cambios. Es fundamental el asesoramiento especializado para la actualización de los sistemas.
•    Mantener un sistema de comunicación de emergencia las 24 horas del día.

¿Qué equipos deben sustituirse de forma regular?
Las baterías y los detectores

¿Qué ocurre cuando un sistema de detección está obsoleto?
El sistema deja de ser útil para la misión a la que ha sido proyectado, y si por desgracia se ocasiona un fuego en el edificio, la reacción de aviso de los equipos, si la hay, suele ser muy tardía, y cuando el fuego ya es incontrolable.

Las revisiones trimestrales, semestrales o anuales no verifican la sensibilidad del detector ni reducen la posibilidad de falsas alarmas debidas al desgaste del detector.

Los grandes fabricantes mundiales, a través de las estadísticas obtenidas de los históricos de muchos años, establecen la vida útil de los detectores de incendio en 10 años. Tras este período deberían sustituirse los detectores de incendio de la instalación por equipos nuevos, y así estar seguros de que se dispone, nuevamente, de un sistema operativo al cien por cien.

Asimismo, con el mantenimiento obligado por normativa de la instalación de detección, el responsable máximo del edificio debe tener muy claro que, de acuerdo con las mayores exigencias de seguridad, las normativas de protección en edificios evolucionan así como lo hacen las tecnologías de detección. Posiblemente, los detectores instalados hoy no cumplan las exigencias reglamentarias de dentro de 10 o 12 años.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS