domingo 18 de noviembre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Videovigilancia » 23 may 2018

Cambiar el paradigma: la Inteligencia Artificial y su desafío

Hikvision desarrolló el concepto de Deep Learning para satisfacer las demandas de un mercado que cambia continuamente. Cuál es el valor agregado para las empresas y la importancia de una solución completa y vertical para la rentabilidad del negocio.


La industria de la videovigilancia sigue adaptándose a las nuevas tecnologías y se ubica como una que continuamente está innovando para brindarle las mejores soluciones a sus clientes. Hoy no sólo es cuestión de desarrollar hardware para que las compañías mejoren la rentabilidad de su negocio: el software y los procesos de mediciones de datos se han convertido en dos elementos indispensables para el crecimiento de las empresas que utilicen videovigilancia.

“Nuestra industria viene adaptándose a las exigencias del mercado, es decir, a las necesidades y demandas de las empresas. En este sentido, como desarrolladores de soluciones debemos estar atentos a estos cambios. Hoy no basta con el desarrollo de productos de video vigilancia que sólo reproduzcan una imagen. Deben entenderla y brindar datos concretos sobre su uso en particular. Y es aquí donde la Inteligencia Artificial (IA) es vital para este cambio de paradigma”, destaca José García, Gerente General para Argentina, Paraguay y Uruguay de Hikvision.

Justamente, la IA genera un vínculo entre la tecnología, el usuario y su uso efectivo para brindar soluciones efectivas e inmediatas a través de procesos de transmisión, recopilación y análisis de datos. “Los productos deben entender aquello que se transmite y se procesa. Éste es el verdadero valor agregado para el cliente. Y con respecto a esto, nuestro concepto de Deep Learning cumple con este desafío”, explicó García.

Este concepto desarrollado por Hikvision, que cambió el panorama en la industria de la videovigilancia y seguridad, se basa en la forma como el cerebro humano funciona: las redes neuronales del cerebro están compuestas por miles de millones de neuronas interconectadas y Deep Learning simula esta estructura. Estas redes de múltiples capas pueden recopilar información y realizar las acciones correspondientes según el análisis ad hoc.

Hablar de Deep Learning es hablar de IA porque brinda una solución completa y verticalizada: hardware, software, automatización y análisis de datos unidos para satisfacer la demanda del mercado. La innovación se ve en la eficiencia de estos procesos que suelen desarrollarse en diferentes sectores, como edificaciones, ciudades inteligentes, retail, aeropuertos, minería, organismos gubernamentales, trenes, espacios públicos y zonas fronterizas.

García agregó: “Con un análisis más detallado que lleva las soluciones de videovigilancia a otro nivel y una precisión de alarma automática superior al 90%, esta tecnología da un paso más allá de cualquier sistema de videovigilancia existente en el mercado. Con la tecnología Deep Learning se pueden llegar a filtrar minuciosos objetos en movimiento en diferentes escenas, activando alarmas predeterminadas en el sistema. Adicionalmente, los datos de un vehículo se pueden registrar y conformar una base de datos para realizar numerosas funciones de seguimiento y seguridad. Los sistemas de conteo de personas dan a las empresas una ventaja en los esfuerzos por mejorar el desempeño de diferentes departamentos, como Marketing u otro operacional“.

“El desafío está planteado. Nosotros como compañía desarrolladora de soluciones de videovigilancia debemos continuar innovando para  seguir siendo punto de referencia en el mercado. Sólo estar a la vanguardia de estos cambios nos va a permitir seguir agregando valor a nuestros actuales y potenciales clientes”, finalizó el ejecutivo.

VIDEOS