lunes 15 de octubre de 2018
Revista Innovación Seguridad » Todos » 23 ago 2008

Made in Argentina

Fabricar productos en Argentina es un desafío y una aventura que muchos anhelan pero que pocos se atreven a concretar. En la siguiente entrevista exclusiva, David Walfisch, Gerente General de Intelektron, nos confía algunas claves importantes que se deben tener en cuenta a la hora de crear y desarrollar equipos en nuestro país.



¿Cuáles son las ventajas de fabricar en Argentina?
Pese a que en estos últimos años estamos notando la falta de RRHH especializados en áreas tecnológicas, una ventaja que tiene Argentina es contar con profesionales en desarrollo con un permanente espíritu de crecimiento, ingenieros y programadores que no sólo buscan “solucionar un problema”, sino que quieren estar a la vanguardia. Esto, sin dudas, se transforma después en resultados tecnológicos reconocidos en el mercado internacional.

Otra ventaja que tenemos es la de estar “acompañados” en estas tareas de desarrollo: al existir varias empresas en diferentes rubros que desarrollan hardware y software, nuestro mercado tiene muchas más posibilidades de contar con proveedores dispuestos a adquirir nuevas tecnologías e insumos y, además, somos una escala aceptable para que representantes de empresas internacionales  nos visiten y capaciten con respecto a sus productos más modernos.


¿Y cuáles son las desventajas?
Como desventajas seguramente ya todos nos imaginamos una buena cantidad, especialmente relacionadas con los contextos político, económico y social. Esa inestabilidad, sin duda, dificulta la inversión. Si bien existen ciertos estímulos para los fabricantes por parte del Estado, todavía hay un largo camino por recorrer…

Para nuestro rubro en particular, la disponibilidad de algunos insumos electrónicos en cantidad, calidad y precio no es competitiva. Además, faltan todavía ciertas barreras para-arancelarias de ingreso que protejan al mercado de empresas inescrupulosas que salen a vender productos que prometen mucho con costos bajísimos pero que, en realidad, son cáscaras vacías y sin soporte posterior. Esto confunde a los potenciales clientes y daña a nuestro mercado.

Pero sobre todo, nuestro punto más crítico como país industrial se está viendo en parte en el presente, y representa un riesgo muy importante para nuestro futuro: la educación y las costumbres de las nuevas generaciones.  Los vaivenes de las escuelas técnicas y las señales contradictorias para fomentar una cultura del estudio y del trabajo, amenazan nuestra competitividad a mediano y largo plazo.

¿Cómo compiten con los gigantes de afuera? ¿Qué sucede con los costos?
El mercado de la Seguridad Electrónica es creciente. El contar con representantes de empresas internacionales de primer nivel y la entrada de una enorme cantidad de productos de origen asiático de bajo costo, si bien plantean una amenaza, también nos exige a los fabricantes locales un estado de mejora continua, ya que sabemos que si no realizamos importantes esfuerzos en mantenernos actualizados, no podremos competir.

Por otra parte, el costo de estos recursos es importante a nivel local, pero a la hora de exportar en dólares, los salarios locales son competitivos en el contexto internacional.

¿Las empresas de Argentina valoran la industria nacional?
Las empresas que entienden y valoran la importancia del Control de Accesos y Asistencia tienen mucho cuidado a la hora de seleccionar al producto y al proveedor. Saben que no alcanza con que un equipo tenga tal o cual característica, ya que si no se implementa adecuadamente o no tienen capacitación y servicio de postventa, su inversión no retornará con los beneficios esperados.

Otro beneficio por el cual muchas empresas eligen a nuestra industria, es porque los productos están pensados para nuestras necesidades, por lo cual la brecha entre el sistema y la empresa es mucho menor.


¿Cómo se ubican los precios de los productos locales?
La relación precio-calidad se vuelve fundamental a la hora de fabricar equipos en el país. En general, la industria nacional tiene productos que superan en calidad a muchos de origen asiático, con un costo sensiblemente menor a los productos de origen europeo o norteamericano. Eso nos ubica en una estrategia de “mejor relación costo/beneficio”.

¿Le dan importancia al diseño estético de los productos?
El tema de la estética no es un tema nada menor en los productos que fabricamos, ya que es una parte importante de nuestro marketing. Una de las primeras sensaciones que recibe un potencial cliente es la que obtiene al observar un producto: si parece anticuado o de baja calidad, la batalla está perdida, por más que luego se inviertan mil palabras en tratar de revertir esta sensación. Es por esto que, en nuestro caso, siempre tratamos de mantener una adecuada relación entre tres variables fundamentales: funcionalidad, estética y costo.

Además de nuestras propias opiniones, consultamos a distribuidores y clientes y contratamos a estudios de diseño industrial para que nos aporten su experiencia. Es así como, por ejemplo, uno de nuestros equipos terminó siendo expuesto en una muestra organizada por la Ciudad de Buenos Aires, donde se exhibieron productos industriales premiados por su diseño. No debemos olvidar que muchos equipos al ser usados estarán a la vista del público como, por ejemplo, los Relojes para el Control de Tiempo y Asistencia (Ver recuadro “La importancia del diseño”)

¿Cuánto invierten en investigación y desarrollo?
En Intelektron invertimos en la actualidad el 27% de la masa salarial en los diferentes ingenieros de hardware y programadores de software. Además de esta inversión a nivel de RRHH, debemos considerar también su capacitación y las herramientas de trabajo que utilizan. A través de estas inversiones se logra una actualización que permite asegurar condiciones óptimas para el desarrollo.

La empresa invierte también en la contratación de profesionales externos para tercerizar tareas específicas para el diseño industrial (gabinetes), desarrollos de industria metalmecánica (para las líneas de molinetes y pasarelas), y asesoramiento de profesionales en Seguridad para orientar nuevos desarrollos tanto de hardware como de software.

¿Cuál es el valor diferencial de Intelektron?
Podríamos nombrar diversos factores diferenciales: el ser fabricantes tanto del software como del hardware nos brinda una posibilidad excepcional para el soporte, reformas o proyectos a medida. Nuestra trayectoria y experiencia en el mercado nos permitió desarrollar un know-how que hoy es reconocido y valorado por muchísimas empresas. Nuestro respeto al canal de distribuidores nos permite hoy afianzarnos tanto a nivel local como internacional.

Apostamos siempre a crecer y desarrollar mejores productos y servicios, capacitándonos y ayudando a nuestros distribuidores. Pero en realidad, todos estos factores, si bien son importantísimos, dejan lugar a nuestro fuerte más importante: el respeto por las personas. Y cuando decimos personas, nos referimos a nuestros Recursos Humanos, a nuestros clientes,  distribuidores, proveedores y también a nuestros competidores, con quienes compartimos  un trato mutuo muy profesional. Es por esto que logramos desarrollar un valor que es indispensable para un fabricante de “Control” y que hoy reconocen quienes nos conocen: la CONFIANZA

La importancia del diseño
“Donde el diseño tiene especial preponderancia es en nuestros molinetes y pasarelas ópticas, asegura David Walfisch, Gerente General de Intelektron. “Hace ya muchos años detectamos que los arquitectos estaban muy disgustados con los “bodoques de acero” que rompían cualquier estética ambiental que ellos hubieran intentado recrear. Por ese motivo, cuando diseñamos nuestros molinetes y pasarelas, tuvimos especial cuidado en estos puntos: hoy ofrecemos combinaciones con cuerpos de acero, acrílico fumé y tapas en acero o mármol de color a elección. Esto nos permite no sólo compatibilizar el control con la estética del ambiente, sino que además muchos lo perciben como un valor agregado, ya que jerarquiza y brinda un estatus tecnológico al edificio”.

 

VIDEOS