viernes 03 de febrero de 2023
Revista Innovación Seguridad » Todos » 22 dic 2008

Cómo impacta la crisis en el mercado de la Seguridad

 “Hablamos en marzo”…”Lo vemos el año que viene”…“Pasáme el presupuesto que lo analizo durante el verano”… son algunas de las respuestas que solemos encontrar hoy cuando queremos concretar operaciones comerciales. ¿Qué realidad se esconde detrás de esas respuestas? Innovación Tecnológica Seguridad Electrónica se propuso entender de qué modo la crisis mundial afecta el mercado de la Seguridad Electrónica en Argentina. Conozca la opinión de los principales referentes del sector.


Evidentemente el cansancio del año nos llega a todos y ya no somos igual de proactivos. Sin embargo, muchos dicen que en Seguridad el verano es la mejor época porque aquellos que se van de vacaciones desean dejar su domicilio resguardado y esto moviliza a las empresas de monitoreo y de seguridad en general.
Pero éste no es un fin de año tradicional. La crisis global trajo un gran signo de interrogación que hoy se está traduciendo, lentamente, en la disminución de las actividades comerciales. ¿Cuánto freno le puso la crisis a este fin de año? Innovación Tecnológica Seguridad Electrónica contactó a varios referentes del sector y escuchó opiniones muy variadas. He aquí algunas de las más significativas:

América Latina sabe cómo superar la crisis
“En mi opinión, la crisis financiera mundial que estamos viviendo está basada en dos factores principales: primero, que mucha gente recibió créditos sin tener poder de devolución. Segundo, los mercados financieros encontraron nuevas maneras de ofrecer al público inversiones no seguras, sin ningún tipo de protección y, lo más importante, descuidadas por los organismos de regulación gubernamentales, que deberían haber evaluado los riesgos previamente. Ahora, la mayoría de la gente está pagando estas decisiones inconsistentes y la codicia de unos pocos que hicieron muchísimo dinero.

Pero yo creo que Latinoamérica es una de las regiones donde la gente está mejor preparada para superar esta crisis. En los países de la región nadie accede al crédito con tanta facilidad como en otras partes del mundo, especialmente en Estados Unidos y, por lo tanto, el público está más acostumbrado a gastar sin contar con créditos otorgados por los bancos. En consecuencia, tampoco deben pagar los préstamos con tasas e intereses exorbitantes.
Además, como ya han atravesado muchas otras crisis, desde financieras hasta políticas, de alguna manera saben cómo lidiar con ellas de mejor manera. Los latinoamericanos exhiben una forma creativa de transitar por los problemas de cualquier índole que se les presentan, lo cual es un punto importante en época de crisis.

En el marco de los negocios, las compañías que se han sustentado en la investigación y desarrollo para alcanzar nuevas soluciones, sin desatender las nuevas tecnologías, continuarán siendo exitosas. Y a esta franja pertenece HID Global. Estamos confiados en que continuaremos la senda del éxito que venimos transitando desde que nuestra Compañía fue creada en 1991. Siempre habrá nuevos proyectos e integraciones a lo largo del mundo que necesitarán, con seguridad, de nuestros productos y soluciones. Nosotros continuamos enfocándonos en proveer soluciones de Identificación seguras y dándoles a nuestros clientes el mejor servicio y soporte, así como productos de calidad.”
Ligia Apparicio
Marketing Manager de HID Global

 

La necesidad existe, siempre
“Esta es una época particular, en la que están coincidiendo el comienzo de la temporada de vacaciones con la de esta crisis global que está impactando en varios mercados. En este sentido, los argentinos siempre nos hemos preocupado por proteger la familia, el hogar y nuestras herramientas de trabajo. Por eso, pese a la crisis, seguirá habiendo un movimiento importante sobre las soluciones para el cuidado de las cosas que más nos importan.

Hoy la tecnología es una herramienta que permite desde cuidar el hogar (teniendo conocimiento en forma remota de cómo está) hasta proteger los contenidos de nuestras notebooks, incluso teniendo la ubicación exacta de la computadora, el auto o la moto.

Si bien en momentos como éste la crisis es un tema que genera incertidumbre, lo cierto es que no anula las decisiones de compra e inversión, sino que simplemente las dilata. En este sentido, las crisis siempre son buenas generadoras de oportunidades y habrá que estar atento a ellas.”
Luis Lonardi
Gerente de Sistemas e Ingenieria
Car Security S.A. - Lo Jack.

 

Los números hablan y son optimistas
“Según lo conversado con nuestros principales clientes en la región, aún no están viendo bajas en los números de ventas. Existen muchos proyectos de construcción aprobados previamente y se están terminando… Comparando mes a mes con el año anterior, hemos crecido casi un 30%.

En Argentina, particularmente, notamos que hay instalada una “sensación general de disminución de la actividad” en nuestro rubro particular; pero los números hoy demuestran lo contrario. Vamos a cerrar un muy buen año, a pesar de los 3 meses que sufrimos con la crisis del campo.”
José Placeres
Gerente Regional de System Sensor

 

Cuestión de tiempo
“En Argentina, desde que tengo memoria en temas financieros, los vaivenes económicos son recurrentes y cíclicos. Nuestros gobiernos tienen éxito político, en tanto y en cuanto puedan realizar una aceptable gestión económica durante su mandato. Es decir, el argentino medio pondera la estabilidad económica ante otras medidas de fondo, y así ocurre que cada día vamos empeorando la calidad de vida, en términos de seguridad, educación y salud, tres puntales para que nuestro país emerja de la situación en la que se encuentra.
Gracias a que Argentina es principalmente productor agroindustrial, y que el mayor porcentaje del lo producido no lo consumimos nosotros mismos, es que podemos exportar con volúmenes muy importantes. Este es el caso de la soja, que el argentino promedio no consume, y se exporta principalmente a los mercados asiáticos. Esto genera una gran entrada de divisas, de las cuales el Estado tiene una gran participación de recaudación.

Haber entrado en litigio con el campo, por parte del Gobierno, por dos puntos más o menos en las retenciones móviles, fue -en mi humilde opinión- para nada estratégico. Más aún viendo que ahora, si quisiéramos exportar la misma tonelada de so

ja, generaría una entrada de divisas al mercado de prácticamente la mitad del valor.

Si a esto sumamos la recesión que genera la caída de las principales bolsas del mundo, en los mercados internacionales, estamos frente a una situación de incertidumbre donde no podemos ni siquiera especular con que el tipo de cambio se va a $ 4,20 o baja a $ 2,80. Creo que hoy el mayor problema es que sabemos que van a haber modificaciones financieras, pero no se sabe si se dispara para arriba, o se desploma totalmente. Bien sabemos que este Gobierno sostiene toda su estrategia económica con una paridad cambiaria alta.

Tengo la apreciación personal de que es meramente especulativo. Nuestros clientes, quienes son técnicos, instaladores y gremio en general, me dan la pauta de que sus respectivos clientes frenan los proyectos de inversión, esperando pasar este periodo de inestabilidad cambiaria, postergándolos en muchos casos hasta el segundo trimestre del 2009.

Al igual que en muchas otras crisis que hemos pasado en Argentina, la gente prefiere esperar e invertir en momentos de mayor calma financiera. Y esto, sin duda, trae aparejada una disminución en la demanda de productos. Mi opinión, aunque optimista, es que estamos pasando por una etapa de acomodamiento global de los mercados y que a fines del primer trimestre del año próximo, existirá una reactivación significativa, con la consiguiente demanda reprimida. O sea, tendremos un volumen de operación mayor al esperado para esa misma época del año, en comparación con años anteriores”.
Ing. Roberto Junghanss
Electro-Sistemas

 

Tiempo de agudizar el ingenio

“HOLDING SC GROUP es un grupo de empresas que actúa en 22 países. Esto, si bien nos inmuniza de crisis regionales de alguna forma, no lo garantiza ante crisis globales como la que se perfila en el mercado. Igualmente -está dicho- las crisis son oportunidades para rever estrategias y son alertas para optimizar recursos.

En el caso de SoftGuard Tech, por ejemplo, nuestra software-house para productos de monitoreo de alarmas actúa en un escenario de 20 países y en ellos con empresas de muy diferentes niveles. En general, las empresas grandes que apoyan sus procesos de inversión en sus gerencias financieras suelen demorar o detener el aprovisionamiento acorde a las noticias y las proyecciones sobre la crisis que se publican.

En cambio las PyMEs, mucho más dinámicas, suelen apostar un poco más allá y en muchas ocasiones, aún tomando riesgos adicionales, dan saltos cualitativos en su evolución. En todos los casos, es tiempo de agudizar el ingenio y estimular la proactividad, reforzando un trato diferencial del cliente en relación a su rol en el mercado”.
Lic. Daniel Banda
SoftGuard Tech Corp.

 

Los cinco trastornos adicionales
“La situación externa está realmente complicada, pero entiendo que, de todas formas, es una crisis con ciertos parámetros lógicos. Me refiero a que se conoce el origen del problema: la idea de prestar más de la cuenta (hipotecas), desencadenó en esto y ahora hay que remontarlo. Les va a costar, porque no están tan acostumbrados, pero lo van a lograr.

El problema en nuestro país es que se producen varios trastornos adicionales:
Primero se intentó desconocer la crisis y eso es lo peor que te puede pasar, porque nadie puede dar solución a algo, cuando ni siquiera ve el problema (o por lo menos, dice no verlo). Ahora, se reconoce que va a haber crisis, pero no se toman medidas de fondo.

Se violan derechos constitucionales (tema AFJP) y entonces no hay límites de hasta dónde se puede llegar con la violación de derechos y eso genera mucho disgusto y desconfianza. Esa desconfianza paraliza las inversiones.
Todo el temor y la incertidumbre hace que las empresas y los usuarios frenen sus gastos, generando un círculo vicioso, que desalienta cada vez más el consumo.
Se suma que veníamos de un problema netamente interno, como fue el conflicto de la Resolución 125, que también frenó el consumo en medio de la mejor época del año para las empresas de este rubro.

Ahora entramos en época de fiestas y vacaciones, con lo cual el problema de
estancamiento se puede agravar.

Creo que las empresas debemos estar atentas, cuidar los gastos, trabajar el doble de lo que lo hacíamos y no desviarnos del camino que teníamos trazado. La crisis va a ser dura; pero las empresas que la afronten inteligentemente serán las que saquen el provecho y la conviertan en oportunidad para salir fortalecidas”.
Marcelo Colanero
Presidente de Intelektron

 

Un análisis, varias propuestas
“En el ámbito local, creo que si bien en nuestra industria de la Seguridad Electrónica los golpes no son tan directos como los sufridos por el sector automotriz, queda claro que se irán sintiendo los efectos de esta desaceleración a lo largo de los años.
A nivel macro, al menos podemos distinguir dos efectos concurrentes: uno bien matemático dado por la reducción real de los ingresos por exportaciones y otro más social o psicológico, que se puede resumir como la pérdida de confianza de los consumidores e inversores.

En la dimensión micro los efectos directos más notorios en las empresas del sector, son dos:
- El encarecimiento del crédito, que constituye el problema principal y acarrea todos sus efectos colaterales como la reducción de los márgenes, las dificultares relacionadas con la cadena de pagos y  la prolongación indefinida de los ciclos de venta, entre otros

-La reducción de las ventas por falta de demanda, o de capacidad para cumplir por debilidad financiera o reducción de la estructura.
No todas son malas noticias; como argentino tengo certeza de que, como en situaciones mucho peores hemos salido rápidamente, tan pronto se tengan señales claras de que las matemáticas de las cuentas de ingresos y gastos estén equilibradas, la confianza de los consumidores e inversores volverá con más fuerza.

Para nuestras empresas, lo primero es aceptar la realidad y prepararse lo mejor posible para un año duro y sin posibilidades de apalancar operaciones con el financiamiento. Es crucial mantener la capacidad operativa y el personal que es clave para la actividad; además hace falta lograr la reducción del capital de trabajo necesario para operar, es decir, eliminar todo lo posible el stock inmovilizado, vigilar bien de cerca las cuentas a cobrar y el rendimiento efectivo de cada actividad y proyecto que se encara.

Respecto del sistema bancario, lo óptimo sería contar con la posibilidad de descontar valores o préstamos rápidos a tasas razonables y con servicios de cobranzas seguras. La realidad actual es que a los bancos les cuesta muchísimo brindar un servicio rápido de cobranzas para PyMEs, pues tienen la dificultad básica de no poder definir claramente cuáles son para ellos el grupo de empresas seguras de primera línea. Finalmente, todo este miedo se exterioriza como una fuerza que empuja hacia arriba las tasas hasta valores incompatibles con cualquier transacción sana y terminan restringiendo su actividad a prestar personalmente para el  consumo.

Queda claro que es necesario rehacer una tremenda situación de desconfianza entre partes, las entidades financieras por un lado y las empresas, todas, por el otro. Si ambas partes quieren evitar una larga situación de vacas flacas, deben innovar y aguzar sus mentes en pos de un arreglo más lógico. Para los bancos quizá haya llegado el momento de arriesgar y confiar en las microempresas o PyMEs y tomarse el trabajo de estudiar proyectos de a uno, que puedan ofrecer algo de seguridad en el repago.

Respecto del Gobierno, una muy buena señal sería tomar alguna de las medidas que en general conllevan un ejemplo de ordenamiento interno y una reducción de los gastos, como lo serían la eliminación del impuesto al cheque, parte de los ingresos brutos o una leve reducción del IVA.

Desde otra perspectiva, también podemos pensar esta crisis como una fuente de oportunidades para todos, con la aplicación simple de unas pocas medidas básicas: mejorando la performance de las empresas del sector, acercando soluciones financieras reales despojadas de las reservas actuales y con una leve reducción de la carga impositiva. Queda claro que el año entrante puede presentarse, al menos, tan bueno como el 2008 y hasta con un crecimiento moderado a pesar de la situación internacional adversa”.
Alberto Mattenet
Vicepresidente de CASEL

 

Cuatro consejos para enfrentar la crisis - Fuente: CNN
Si el contexto económico general cambia, la lógica indica que nosotros también debemos cambiar para adaptarnos. Aquí le contamos cuatro tips que pueden ayudar a que su PyME no sucumba en el intento de sobrevivir a la crisis.

1) Apostar por la innovación

La innovación es la clave para mantenerse vigente en el mercado.

Muchos piensan que las ideas frescas y nuevas propuestas son sólo para quienes están iniciando un negocio: grave error. Durante épocas de crisis financieras, la innovación es una de las mejores armas para hacer frente a los malos tiempos.

“Las PyMEs piensan que la reinvención es cosa sólo de las grandes empresas cuando, en realidad, es necesario que cada empresa, por pequeña que sea, siempre esté atenta a los cambios de mercado y nuevas necesidades de sus clientes”, dice el experto en Sociología del Trabajo y Organizaciones Laborales de la UAM, Enrique Arellano.

Un buen comienzo es preguntarse: ¿Qué valor agregado puedo dar a mis clientes actuales?, ¿Cómo llego a nuevos consumidores? y ¿Cómo puedo servir mejor en mi mercado?
Recuerde que la innovación constante en el servicio o producto permite la diferenciación de la competencia y, en el mejor de los casos, no tener competencia alguna.


2) Identificar bien a los clientes

Ataque un sector específico y ofrézcale ventajas que la competencia no tenga.

Sería imposible que una PyME atendiera al gran universo de consumidores que existe; por ello es importante que ubique a ese pequeño grupo cuyas características y necesidades pueden ser satisfechas por su empresa.

Una vez hecho esto, enfóquese en ese nicho y especialícese en él. “Los clientes adoran la personalización, y si alguna empresa les ofrece esto, incluso prefieren pagar un monto extra,en lugar de acudir a la competencia, donde se sienten parte del montón”, dice Rocío Franco, de la UNAM.

Si es capaz de convertirse en líder en un nicho donde no haya tanta competencia o que sea menospreciado por las grandes empresas, tendrá un período de bonanza que lo ayudará a paliar la crisis.

 

3) Invertir en publicidad

La publicidad no es sólo para las grandes empresas: recuerde que una buena imagen siempre vende.

La mayoría de los recortes en tiempos de crisis se hacen al personal y a la publicidad, lo que es otro gran error.

“Cuando hay crisis cerca nunca se debe pensar en recortar personal, pues es el capital humano de la empresa. En lugar de ello, hay que pensar en cómo mantenerlos contentos y darles la tranquilidad de que su empleo no corre peligro. De esa manera, se pueden elaborar estrategias conjuntas para aumentar la productividad de la empresa”, dice la Directora General de TMI México, Victoria Holtz.

En cuanto a la publicidad, es importante que las PyMEs no le resten importancia, ya que ésta es la manera en que los clientes pueden acercarse a la empresa.

“No hay que pensar que eso es sólo para las grandes compañías: la imagen es la carta de presentación ante el cliente, así que toda empresa, por pequeña que sea, debe preocuparse por la forma en que los consumidores la perciben”, dice David Navarro, asesor de Imagen Corporativa y director de la Consultora Imagen Excellence.


4) Aprovechar el poder de Internet

Internet es un medio eficaz y barato para acercarse a los clientes.

Desarrolle un sitio web que sirva como una presentación de ventas en línea, disponible las 24 horas del día.

La mayoría de las PyMEs creen que tener una página web es un lujo, cuando actualmente es tan necesaria como una línea telefónica, pues muchas veces es el contacto seguro con las ventas.
Sin embargo, tener una página web no solucionará sus problemas de la noche a la mañana. Lo primero que se debe entender es que una página que no se promociona es como un local que el cliente no sabe que existe. Nadie la visitará, a menos que sea por accidente.

Aquí es preciso señalar que toda PyME debe aprovechar el bajo costo que implica la promoción por Internet.

Una buena táctica es enviar correos electrónicos, con permiso del destinatario, para dar a conocer sus productos y servicios, pero -lo más importante- debe brindar a su cliente potencial una buena razón para obtener una cita en la que se construya la confianza y se arreglen posibles ventas.

 

 

VIDEOS