miércoles 20 de enero de 2021
Revista Innovación Seguridad » Entidades » 1 jun 2010

Carta de presentación

Marcelo Colanero, Presidente de Intelektron, acaba de ser elegido como nuevo Presidente de la Cámara Argentina de Seguridad Electrónica -CASEL-. En entrevista exclusiva, el flamante directivo se presenta en sociedad, nos cuenta cómo y porqué aceptó el desafío y adelanta cuáles serán los principales lineamientos del organismo durante los próximos años.


¿Qué lo motivó a asumir este compromiso?
Una decisión de este tipo involucra muchas cosas. Lo que más me motivó fue el gran apoyo que sentí que tenía de los propios colegas y miembros de la Comisión Directiva, que entendieron que estaba preparado para asumir este compromiso y me lo hicieron saber. Por otro lado, fui uno de los socios fundadores y durante estos años formé parte de la Comisión Directiva como Secretario y como Vicepresidente de forma activa, así que lo que estreno es el cargo, pero no mi compromiso para con la Cámara, que siempre estuvo.

Estoy convencido que un ser humano para sentir que ha dejado algo en su paso por esta vida, debe involucrarse en las cosas que pueda sumar, si quiere un mundo mejor y cree que es posible. Franklin Roosevelt dijo una vez: “El que no vive para servir, no sirve para vivir.”
 
Soy un ferviente entusiasta y creo, sin dudas, que mucho de lo que nos sucede, depende exclusivamente de nuestra “actitud” frente a los problemas o cuestiones. Si tenemos una actitud positiva y creemos que algo es posible, es más probable que realmente se logre, que si siempre pensamos en forma negativa o desinteresada y de entrada descartamos hacer el esfuerzo.

Así pues, acá estoy, convencido que se puede y por eso asumo esta responsabilidad. Sé también que cuento con el compromiso de la Comisión Directiva entera, que seguirá trabajando como siempre y espero que más empresarios también crean, apoyen y se sumen. Ese es el gran desafío, para que esta institución siga construyendo y ganando prestigio.

¿Qué significa para usted este nuevo desafío?
Para mí, en primer lugar, es una gran satisfacción y un honor enorme. No soy ingeniero, ni tengo una carrera universitaria. Soy técnico electrónico. Provengo de una familia muy humilde, con padres italianos que, como muchos, llegaron a este país con una mano atrás y otra adelante con todo por hacer y que en esta tierra dejaron todo. Supieron esforzarse y trabajar para formar una familia y educar a sus hijos, manteniendo en alto ciertos valores, como el respeto, la honradez, la ética, la solidaridad y el compromiso, que son la base de todo lo que después uno cosecha.

Tengo 45 años y trabajo desde los 10, cuando ayudaba a mis padres a atender un kiosco que ellos tenían en aquel momento y eso no se veía como “explotación infantil”. Gracias al gran ejemplo de mis padres y al esfuerzo por estudiar y superarme, con entusiasmo y sacrificio constante, he formado mi propia familia y con aciertos y errores, trabajé en cosas de las más variadas, armé varios emprendimientos y mi propia empresa, defendiendo siempre esos valores aprendidos.

Cuando miro para atrás y veo el camino recorrido, no puedo más que llenarme de satisfacción. Este nuevo desafío, es uno más de los tantos que he enfrentado y lo haré con la misma dedicación y pasión.

El compromiso que uno asume, implica saber de antemano lo que significa. En este caso, sé que me obligará a sacrificar mucho tiempo personal, así que también fue un tema conversado con mi familia y la decisión la hemos tomado de manera consensuada. Soy muy familiero. Mi esposa y mis hijas, son los pilares de todo aquello que emprendo y por eso, las integro a mis decisiones. Son las que me sostienen y me llenan de amor y orgullo.

¿Cuáles son las acciones que cree debe profundizar como Presidente de CASEL?
Hay mucho trabajo por delante. Este es un mercado que está en pleno crecimiento y todos los días surgen y van a seguir apareciendo cosas nuevas en las que habrá que ponerse a trabajar. La realidad de hoy no es la misma que la de hace varios años atrás.

Debemos estar atentos a estos cambios para colaborar con legisladores y entidades que estarán trabajando en reglamentar las cuestiones de la Seguridad Electrónica, que afecta cada vez más a la vida de las personas. Desafortunadamente, la inseguridad con la que se vive hoy es muy grande y con modalidades muy diferentes a las que conocíamos hace unos años, pero paradójicamente nos obliga a estar muy preparados, porque se abre un mercado inmenso para la Seguridad Electrónica.

Por otra parte, seguiremos trabajando en las acciones de capacitación y profesionalización del sector.

El hecho también de que la Cámara haya crecido tanto, nos obliga a ordenarnos más internamente y seguramente tengamos que ampliar la estructura que hoy tenemos para poder hacer frente a todas las cuestiones que queremos atender.

¿Cuáles serán los principales temas sobre los que va a trabajar la Cámara?
La capacitación, como mencioné, es una de las claves. Tenemos vigente el acuerdo de cooperación con la USAL y seguiremos trabajando en los congresos, el CISE y los seminarios, profundizando cada vez más los temas técnicos propios del sector en los distintos niveles, pero también aquellos relacionados con los temas que le interesan a los usuarios (como lo hemos demostrado en las dos ediciones del Seminario de Seguridad en Countries que han sido tan exitosos), y a los que le sirven e interesan a los profesionales y las Pymes para seguir formando a su gente y a sus directivos.

La difusión de la Seguridad Electrónica, también es primordial. Es por eso que continuaremos avanzando fuertemente  en nuestra revista y en las dos exposiciones que tenemos ahora: Intersec en los años pares y Seguriexpo en los años impares, como eventos centrales donde se difunde nuestra actividad, mostrando los equipos de última tecnología y los nuevos servicios que se ofrecen al mercado.
Si bien la Cámara es muy joven, ya somos tenidos en cuenta como referentes del sector en los ámbitos oficiales, nacionales y provinciales, donde se nos consulta habitualmente para colaborar en la elaboración de nuevas leyes y reformas de las existentes, para adecuarlas a la actualidad.

Por eso tenemos muy claro que es fundamental el trabajo conjunto con otras Cámaras colegas e instituciones. Mantenemos una muy buena relación con todas y seguiremos intentando integrarnos con aquellas donde el esfuerzo conjunto sea favorable para todos.

¿Por qué las empresas que aún no forman parte de CASEL deberían sumarse?
En la editorial de la revista finalicé invitando a que más empresas y empresarios se sumen y lo repito. Es muy importante para nosotros que las empresas se asocien. Sé que muchos argumentan no tener tiempo y por eso no se suman, pero como en toda organización, que las empresas estén presentes es de vital importancia.

Cuantos más seamos, más fuerza tenemos a la hora de discutir, presentar o defender cualquier tema. Algunos podemos hacerlo en forma activa, otros lo hacen en forma más espaciada y participando sólo en alguna comisión de trabajo y otros, ayudan simplemente con el sólo hecho de pertenecer. Los beneficios son muchos, pero CASEL nos necesita a todos dentro.

Estamos teniendo una tasa alta de adhesiones, pero el sector es muy grande y sabemos que todavía tenemos muchas empresas afuera. Insisto en invitarlos a que se acerquen, participen de nuestras reuniones abiertas, a que se interioricen del trabajo que hacemos, opinen y súmense, serán muy bien recibidos.

¿Qué idea tiene respecto de acercar a CASEL al resto de las provincias?
CASEL es la Cámara Argentina, por ende en nuestro estatuto ya está definido que representamos a todo el país. Obviamente, que por cuestiones lógicas de distancia, entendemos que a las empresas del interior se les hace más difícil, sin embargo ya son varias la que lo han hecho. A fin de estimular las incorporaciones, hemos creado la categoría de socio adherente, que aplica especialmente para esos casos, porque supone un costo menor, justamente por lo difícil que se les hace a las empresas del interior participar de las reuniones, cursos y demás iniciativas, pero los incluye y los hace formar parte.

Además, hemos pensado en una alternativa para que CASEL saliera por las provincias y ya estamos trabajando en eso. Este año haremos la primera experiencia en Córdoba. Será una jornada completa, con variados seminarios y mini-stands con presentación de productos. Si esto resulta exitoso y el gremio acompaña, lo estaremos repitiendo por otras regiones del país.

¿Qué les diría a los miembros de la Cámara como mensaje de bienvenida?
Lo primero es el agradecimiento. No me canso de agradecer a la vida y a la gente. Llevo casi 20 años de trabajo en este gremio y esa es mi principal carta de presentación. Para los que me conocen, será una nueva posibilidad de reencontrarnos y para los que no, espero poder conocerlos y encontrar nuevos colegas y amigos.

CASEL ha demostrado que es una Cámara madura desde su nacimiento y que el trabajo serio ha sido una de sus premisas. Fabricantes, importadores, distribuidores, integradores, medios de prensa, asesores, instaladores y muchos más, supimos convivir a pesar de las lógicas diferencias y crecer defendiendo intereses comunes con gran altura y compromiso de trabajo.

Esto nos debe alentar a ser un grupo cada vez más unido y consolidado. Particularmente les pido que se involucren y nos hagan llegar cuáles son sus temas de interés, así tenemos mucho más claras las prioridades del sector. Y como dice nuestro slogan: ¡Súmese a nosotros!, sea parte de CASEL.

VIDEOS