sábado 23 de enero de 2021
Revista Innovación Seguridad » Fabricantes » 24 may 2011

X-28: Entrevista exclusiva

“Los instaladores independientes no son revendedores, sino socios”Con una vasta experiencia en el mercado de las alarmas desde hace más de 27 años, la empresa argentina X-28 ALARMAS ofrece nuevos productos para la seguridad del vehículo y de las residencias, que incluyen, en este último caso, también sistemas de vigilancia por monitoreo.


Al respecto, Diego Miguens, Responsable de Marketing, comentó que las tres áreas corresponden a mercados distintos y se manejan mediante estrategias independientes.

En cuanto a las alarmas domiciliarias, ¿las ventas se canalizan a través del gremio o de manera directa?
En residencias, nuestra figura es el instalador electricista independiente domiciliario o, por ejemplo, aquellos que poseen un local de venta de materiales eléctricos y que cuentan con una cartera de clientes a quienes les  pueden ofrecer una alarma entre su abanico de productos. En algunos lugares del país tenemos atención directa al gremio y en otras zonas a través de representantes y distribuidores, como ocurre en Córdoba, Neuquén, Chaco, Rosario, la región de Cuyo, la Costa Atlántica y Bahía Blanca.

¿Se trata de instaladores exclusivos de X-28?
No, sólo son exclusivos en lo que respecta a alarmas, pero completan su oferta con servicios adicionales como, por ejemplo, CCTV.

¿Se acerca algún próximo lanzamiento de productos?
-Sí, este es un año muy fuerte en ese sentido, tanto para vehículos como para residencias. Se renueva toda la línea de centrales de alarmas, con más tecnologías, con un concepto mucho más moderno.

Por su parte, Marcelo Benveniste, Gerente de Monitoreo, agregó: “Estos cambios incluyen también la capacidad de comunicación, ya sea con monitoreo y con productos propios, como también la posibilidad integrar al sistema la utilización del celular, tanto para residencia como para autos, gracias al cual uno puede ejecutar comandos desde el teléfono -como activar o desactivar alarmas, prender una luz o recibir la advertencia si surgiera algún inconveniente- como paso intermedio entre la alarma monitoreada y no monitoreada”.

En ese sentido, ¿cuentan con algún otro equipamiento para el vehículo o para un sistema de flota?
Ofrecemos un dispositivo mediante el cual la persona, de manera particular, puede seguir el movimiento de su auto a través del celular y de un sitio web o, por ejemplo, recibir un mensaje si el auto supera los 100 km por hora.

¿Cómo son las capacitaciones que brindan al personal?
Las llevamos a cabo tanto en la zona de residencia de los instaladores como en nuestro auditorio. La capacitación incluye el aspecto técnico y también el comercial. Además brindamos material y organizamos otras actividades de integración y recreación.

En materia de monitoreo, ¿cómo comercializan sus servicios?
Además de la venta de alarma tradicional y de asesorar al cliente en la implementación de un sistema de protección eficiente, cualquiera de los agentes mencionados anteriormente a su vez puede vender monitoreo. Hacen toda la operatoria que tiene que ver con la parte formal, de llenar formularios y de hacer las pruebas con nuestra central de monitoreo. A partir de esa instancia, la central se encarga del día a día en la atención de todos los eventos. Cuando surge algún requerimiento de servicio técnico vuelve a aparecer la figura del agente, que es quien va a hacer el service en el domicilio. Es un modelo innovador de comercialización, porque no es el sistema mayorista tradicional, donde el que vende el servicio le paga a alguien para que lo lleve a cabo. Nosotros brindamos el servicio y comisionamos todos los meses a quien hizo esa gestión, el cual no es un revendedor, sino un socio. Nos encargamos de los temas centralizados, lo que requiere volumen, de la atención de las incidencias, de los bancos, los pagos, la facturación, del control de calidad, personal de operaciones, etcétera, y los agentes se ocupan de vender y mantener.   

¿Cuántos puntos de monitoreo poseen?
Hoy contamos con más de 300 agentes que están ofreciendo el servicio, y más de 4 mil abonados en todo el país. Cabe destacar que en los últimos dos años se duplicó la cantidad de clientes porque pusimos mayor énfasis en este rubro, que sigue creciendo en forma firme. Y las nuevas instalaciones que inauguramos recientemente están pensadas para un crecimiento aún más importante: la idea es superar los mil abonados nuevos netos en 2011.

¿Cuáles son las novedades que presenta la empresa en el área de monitoreo?
Seguimos creciendo, estamos tomando personal y, paralelamente, poniendo a punto el nuevo centro de monitoreo -que es un ámbito agradable para el operador a la vez que seguro- y respondiendo y superando los estándares más altos, entre ellos a todas las especificaciones de la norma IRAM 4174 en cuanto a capacidad de resolver cualquier contingencia.

¿Qué obstáculos encontraron en esta etapa de expansión?
Hay provincias que están avanzando en lograr reglamentaciones a favor de la protección de los ciudadanos, y otras que plantean que para monitorear en determinados lugares el centro de control debe estar dentro de la provincia, limitando la capacidad de elección de los contribuyentes, algo que nos suena absurdo desde el punto de vista operativo, técnico y quizá también legal, ya que estamos en un mismo país. Que un objetivo pueda ser atendido sólo por un centro de monitoreo de la misma provincia es algo que no tengo visto en otros países en esta bien llamada ‘era de la globalización’.

¿Qué se puede hacer al respecto?
A través de las cámaras, en particular CASEL, llevamos la opinión de las empresas que conocemos muy bien de estas cuestiones. No obstante, algunos ámbitos políticos trabajan con borradores de proyectos a los que a veces ni tenemos acceso cuando en realidad deberían abrirse a un debate público, donde todos podamos opinar y, en ese aspecto, las cámaras representan a una parte importante de los protagonistas de esta actividad.

¿Se puede llegar a un acuerdo?
Nada es fácil cuando de negociaciones políticas e intereses se trata. Un acuerdo es entre dos partes y a veces ni podemos opinar, sólo hacer algunos comentarios. En el caso de la provincia de Buenos Aires, por el contrario, hemos participado y opinado, y se han logrado modificaciones propuestas por nosotros a favor de la seguridad de la ciudadanía. Finalmente se estableció una reglamentación. Se produjo una discusión abierta, primero en defensa de los ciudadanos, de proteger sus bienes y sus zonas, y luego del sector.

 

VIDEOS